Granizados caseros

El verano es el mejor momento para preparar un refrescante granizado casero [Foto: diariovasco.com]

Refresco natural

Prepara tus propios granizados caseros

Los granizados caseros son una gran alternativa para combatir el calor del verano de una forma fresca, natural y saludable.

diariovasco.com | 11/08/2017 |

¿Y por qué no preparar granizados caseros? Acecha el calor y son muchos los que optan por bajar su temperatura corporal con la ayuda de un refrescante helado o granizado. La cuestión es que uno tras otro los helados y granizados se van acumulando en nuestro cuerpo, sumando kilos y azúcares de más.

Se puede preparar granizado casero a base de zumo o a base de fruta

Para evitar eso y poder seguir disfrutando de los sabores del verano, os proponemos preparar vuestros propios granizados caseros. Compuestos básicamente por hielo (agua) y con el ingrediente que vosotros mismos escojáis, encontraréis en el granizado casero un refresco muy saludable y exquisito.

Lejos de lo que se pueda pensar, para preparar un granizado no se necesita un montón de hielo, lo único que hace falta es fruta y, si se quiere intensificar el sabor, azúcar

Por ejemplo, si queremos preparar granizado casero de sandía o melón, basta con colocar en un recipiente dados de la fruta escogida, añadir un poco de azúcar y un poco de zumo de limón, naranja o incluso agua. Una vez tengamos todo en el recipiente, se tritura y mezcla todo con la ayuda de un robot de cocina o una batidora con el cabezal adecuado.

Cuando esté lista la mezcla, se extiende en una bandeja lisa y se mete al congelador. Si está bien extendido, con algo menos de media hora en el congelador será suficiente para sacarlo y raspar el resultado con un tenedor.

Granizado casero a base de zumo

Por supuesto, existe más de una forma de preparar granizado casero. Para preparar el clásico granizado de limón, por ejemplo, la receta es diferente. En este caso se exprimen los limones para extraer su juego, se añade algo de azúcar al gusto y, al igual que en el caso anterior, se introduce en el congelador, extendido sobre una bandeja amplia y lisa.

Cuando esté bien congelado basta con raspar el resultado para disfrutar de un sabroso granizado casero. Esta misma técnica se puede utilizar para preparar otros granizados cítricos, como el granizado casero de mandarina o de naranja.




sukaldaTU por Ainara López