Muffins salados

Los muffins salados son una opción para desayunos y aperitivos muy de moda [Foto: diariovasco.com]

Alternativas

Cuatro tipos de muffins salados

Los muffins como postre dulce se han convertido en una opción de lo más cotidiana en nuestro entorno. Sin embargo, su alternativa salada ha llegado para quedarse.

diariovasco.com | 04/08/2017 |

Al contrario de lo que muchos pensamos, los muffins pueden ser dulces o salados. Además, son saludables por su escasa cantidad en azúcar, tienen una textura muy esponjosa y se pueden comer a la hora del desayuno, pero también como aperitivo entre horas o incluso como entrante.

Al preparar cualquier muffin salado hay que hacer dos mezclas y añadir siempre los ingredientes líquidos sobre los secos

Así, hay muchas alternativas saladas, ya que no sólo nos vamos a conformar con el típico muffin de chocolate. Uno de los más típicos muffins salados es el de jamón cocido y queso. Tenemos que tener en cuenta que para preparar muffins, sean cuales sean sus ingredientes protagonistas, tenemos que realizar dos mezclas. Por un lado, la mezcla de la harina, el polvo de hornear, la sal, el orégano y la pimienta; y por otro lado, la de la leche batida, la mantequilla derretida y los huevos batidos con el jamón y el queso.

Uno de los pasos clave a la hora de preparar cualquier muffin es añadir los ingredientes líquidos sobre los secos e integrarlos rápidamente con un máximo de 12 o 15 movimientos.

Otro tipo de muffin que quedará muy bueno es el de espinacas y queso ricota. Es una opción ideal para los amantes de la comida sana como complemento de otro plato salado o como plato único. Su mezcla se compone de harina, levadura, pimienta negra y queso ricotta, mezclado con huevo batido y leche. Una vez la mezcla sea compacta, se añade la cebolla y las espinacas cortadas en trozos pequeños y se vuelve a combinar todo hasta que quede una masa compacta.      

Los muffins de salchichas y albahaca son perfectos para las celebraciones. Las salchichas le otorgan un toque fuerte mientras que la albahaca le aporta un sabor más suave. La mezcla consta de finas rodajas de salchichas, con albahaca picada y queso rallado, mezclado con harina, levadura, sal, leche, aceite y huevo.

Un muffin salado de éxito asegurado

Uno de los platos más originales, pero también más exitosos, es con puerro y queso cheddar. El sabor suave y dulce del puerro combinado con el queso cheddar hace de este plato un tentempié de un sabor irresistible.

El último paso de todas las recetas es rellenar los moldes con la mezcla homogénea y ponerlos a hornear de 15 a 20 minutos.  




sukaldaTU por Ainara López