Pasteles con cobertura

Las coberturas de los pasteles, cupcakes y galletas son la clave del éxito [Foto: diariovasco.com]

Repostería

¿Cuántas coberturas para pasteles conoces?

Las coberturas para pasteles, galletas y cupcakes son todo un mundo. Desde bases de mantequilla, hasta otras que incluyen queso o chocolate, cada elaboración y técnica ofrecen un resultado único.

diariovasco.com | 28/07/2017 |

La variedad de coberturas para nuestros dulces caseros parece no tener límites. Y es que desde sabores que parecen sencillos hasta otros que funden diversos aromas, los hay para todos los gustos.

La buttercream es una de las estrellas a la hora de coronar pasteles, cupcakes y otras preparaciones con una dulce cobertura. Como su propio nombre indica, se trata de una crema de base de mantequilla, en la que también se utiliza huevo, azúcar y agua.

Existen diversas técnicas para prepararla, aunque no hace falta ser un maestro pastelero para conseguir un buen resultado, ya que consiste, únicamente, en realizar un almíbar con agua o leche y azúcar, juntarlo con clara de huevo batida al punto de nieve y después ligarlo todo poco a poco con la mantequilla derretida.

Crear coberturas divertidas para pasteles es sencillo y delicioso con la buttercream

Esta cobertura para pasteles es bastante consistente, por lo que es muy utilizada para elaborar dibujos como flores, con la ayuda de una manga pastelera. Dada esta consistencia, puede llegar a resultar algo pesada, por lo que si se busca algo más ligero, es mejor optar por otras coberturas.

Este es el caso de la crema de queso, que es similar a la de mantequilla, pero más ligera. Esto se debe a que en su elaboración entra el queso en crema, sustituyendo parte de la mantequilla. De hecho, los pasos a seguir para su elaboración son los mismos, reduciendo a la mitad la mantequilla e incluyendo queso en crema en su lugar. El resultado es mucho más aireado, aunque sabroso como pocos.

Al presentar una consistencia menos densa, esta cobertura no es la más adecuado para hacer formas en pasteles o similares. La clave, sin duda, es su sabor.

Una cobertura de pasteles para volverse loco

Hay coberturas para pasteles más novedosas y otras que con siglos de historia no pierden su tirón. Y es que si se habla de coberturas no se puede olvidar el glasé real. Utilizado en pasteles, cupcakes, pero sobre todo en pastas, este recubrimiento es toda una delicia.

Es fácilmente reconocible porque presenta una textura sólida y crujiente, a menudo de algún color llamativo, ya que en su preparación es común incluir algún colorante. Aunque el resultado sea completamente diferente, los ingredientes son similares a las otras dos coberturas. Basta con mezclar clara de huevo batida y azúcar glas.

En cuanto a su aplicación, lo más habitual es crear una cobertura lisa, aunque con la ayuda de una manga pastelera de boquilla fina se pueden hacer verdaderas obras de arte.




sukaldaTU por Ainara López