Bizcocho de chocolate

Un bizcocho de chocolate [Foto: diario vasco.com]

Postres

Endulza tu vida con un bizcocho de chocolate

Te ofrecemos una detallada guía para cocinar este postre tan apetitoso, que cuenta con multitud de posibilidades y variedades

Diariovasco.com |

¿A quién no le gusta el bizcocho de chocolate? Hagan memoria y comprobarán que no conocen a nadie que pueda resistirse a la tentación de hincarle el diente a esta exquisitez gastronómica, así que en esta ocasión les vamos a ofrecer las pautas para ponerse el delantal y cocinar un postre con el que endulzar la vida de los que le rodean.

Y para ello, nada mejor que contar con la colaboración de Luis Miguel Petrirena, jefe de cocina del Hotel Silken Amara Plaza de San Sebastián, quien con sus indicaciones ha conseguido ponernos los dientes largos.

Lo primero, según la receta de este chef, es “montar unos 200 gramos de yema de huevo con 170 gramos de azúcar hasta que empiece a blanquear bastante”. Así que, ya saben, varilla en mano y a darle candela. “Acto seguido, con un tamiz o un colador fino, se incorporan 100 gramos de harina mezclados con 50 gramos de cacao en polvo y 80 gramos de avellana en polvo”, una operación que hay que realizar con “mucho mimo y delicadeza” para que no se nos bajen las yemas. Una vez hecha la mezcla, se incorporan, muy despacito, 100 gramos de mantequilla fundida y por último se le añaden 200 gramos de claras montadas con 40 gramos de azúcar”. Ya tenemos la masa.

Consejo para un bizcocho de chocolate

El bizcocho de chocolate ofrece mil posibilidades: añadirle un jarabe con ron, acompañarlo con mermelada, etc.

Y de ahí al horno. “45 minutos a 180 grados en el horno, más o menos”, ésa es la recomendación para conseguir un bizcocho delicioso en el que conviene cuidar la calidad del cacao que se utiliza porque “cuanta mayor calidad tenga el cacao, mayor profundidad de chocolate en el paladar de los comensales. Y si se quiere enriquecer el bizcocho, siempre se le pueden añadir unos trozos de chocolate tras sacarlo del horno”.  

Otra opción, para los muy chocolateros, es cubrirlo con una fina capa de chocolate, para lo cual sólo hay que “fundir cobertura negra de chocolate con un poco de mantequilla y bañar el bizcocho. Cuando se enfría, queda durita y crujiente”.

El bizcocho de chocolate, en todo caso, ofrece mil posibilidades. Para gustos, los colores: “También se puede abrir el bizcocho y añadirle un jarabe con ron, por ejemplo, o acompañarlo con una mermelada rica de naranja amarga, que le va fenomenal al chocolate. También le va muy bien un simple y cremoso helado de vainilla”, remata el chef del Hotel Silken Amara Plaza. 




sukaldaTU por Ainara López

Destacamos: