Errores cocinar aceite

Cocinar con aceite demasiado frío o demasiado caliente es un error frecuente. [Foto: diariovasco.com]

Cocina

Errores al cocinar con aceite

Es muy habitual cometer ciertos errores al cocinar alimentos fritos con aceite o incluso al conservarlos, que pueden estropear las recetas o favorecer la aparición de bacterias

diariovasco.com | 26/04/2018 |

Al cocinar con aceite existen algunos errores muy comunes que todos cometemos sin querer. Por ejemplo, si queremos conseguir una buena fritura, como unas buenas patatas fritas o un pollo crujiente, no hay que echar demasiadas piezas a la vez, ya que se baja la temperatura del aceite y queda peor.

Un error al cocinar varias veces con el mismo aceite es conservarlo a temperatura ambiente. Hay que meterlo al frigorífico

Otro error que se puede dar al cocinar con aceite es no tener en cuenta la temperatura. Cada aceite tiene un punto de hervor diferente y si no se presta atención al introducir en él los alimentos se pueden o bien quemar o quedar grasientos al absorber aceite.

Salar la comida antes de echarla al aceite es otro gran error al cocinar, ya que la sal baja la temperatura del aceite y lo estropea más rápido, rebajando así el punto en el que humea.

Errores al cocinar y reutilizar el aceite

Cuando se reutiliza el aceite de las frituras se debe tener cuidado con muchas cosas: colarlo bien, conservarlo correctamente y prestar atención a las impurezas que le puedan quedar o surgir, así como de sus cambios de aspecto.

En ese sentido, hay un error muy habitual que es dejarlo a temperatura ambiente. Esto propicia la aparición de bacterias que pueden llegar a ser tóxicas. Si se pretende reutilizar el aceite es aconsejable conservarlo en el frigorífico.

Además, cada vez que se reutilice el aceite su punto de humear va bajando. Cuando el humo empiece a salir demasiado pronto, querrá indicar que es el momento de deshacerse de él.  

Del mismo modo, otro error es no prestar atención al tono del aceite. Si al cocinar con aceite reutilizado vemos que se hace espuma o cambia de color querrá decir que está contaminado. Así que habrá que desecharlo, como en el caso anterior.

El olor es otro indicador de que ese aceite no se puede seguir utilizando. Cuando empieza a tener un olor fuerte o a rancio tíralo también, ni lo dudes. Asimismo, si no se ha limpiado bien de impurezas, pueden quedar restos de frituras que se quemen y estropeen el aceite.




sukaldaTU por Ainara López