Arroz tres delicias

Emplata el arroz tres delicias con un poco de lima [Foto: diariovasco.com]

Oriental

Un arroz tres delicias… ¡o muchas más!

Preparar un arroz tres delicias y que todos los ingredientes queden perfectos no es un trabajo en absoluto complicado

diariovasco.com | 26/04/2018 |

Disfrutar de un arroz tres delicias de restaurante sin tener que moverte de casa tiene truco. Desde apostar por una buena materia prima hasta detalles que pueden parecer menos relevantes, como el tipo de arroz, todo cuenta a la hora de conseguir un resultado óptimo.

Para preparar arroz tres delicias es importante utilizar aceite de girasol y no de oliva

Lo primero es escoger la clase de arroz. En este caso no vale un arroz bomba o redondo, el ideal para un arroz tres delicias es el arroz de grano largo perfumado. Una vez escogido, se cuece siguiendo las indicaciones del paquete y se deja escurrir. Es importante que suelte todo el agua para conseguir un buen resultado.

Aunque a menudo lleva más de tres delicias, se podría decir que los imprescindibles son los guisantes, el huevo y las gambas. Pollo o ternera y cebolleta suelen ser también indispensables dependiendo de la receta que se quiera preparar.

En todo caso, es recomendable sofreír un poco las gambas y la cebolleta primero, ya que pueden tardar un poco más en estar listas y podemos correr el riesgo de resecar el arroz si esperamos a que se hagan.

Con los ingredientes listos y llegado el momento de saltear el arroz, estamos ante otro punto importante. Si queremos conseguir un buen arroz tres delicias en el que luzcan todos los sabores y ninguno de los aromas quede enmascarado, se debe freír con aceite de girasol, no de oliva. Es mejor guardar todo tipo de aceites aromáticos, como el de sésamo, para otro momento. De hecho, se debe tener cuidado a la hora de sazonar el arroz.

Un toque de gracia para el arroz tres delicias

No enmascarar los sabores no significa plantarnos delante un plato de arroz blanco soso en el que los sabores apenas se distinguen. Un leve toque picante, como el que se puede conseguir con un poco de chile o guindilla, puede ayudarnos a resaltar todos los sabores.

Otra alternativa si queremos darle un poco de vida, aunque pueda sonar contraproducente, es la salsa de soja. En todo caso, se trata de una salsa muy salada y de sabor muy pronunciado, por lo que se debe dar un simple toque y no abusar de ella.

Y para que el arroz no se reseque, es importante controlar el tiempo y no saltearlo durante más de tres minutos.