Con perejil

Las almejas en salsa verde forman parte de nuestra cocina tradicional [Foto: diariovasco.com]

Cocina tradicional

Almejas: en salsa verde, las más exitosas

Cuanto más carnosas, mejor valoradas. Y es que las almejas, son un manjar adaptado a todos los bolsillos y que además de servir como acompañamiento, se pueden cocinar solas, por ejemplo, en salsa verde.

diariovasco.com | 03/05/2012 |

Las almejas nacen en las orillas de los mares y ríos y son muy apreciadas por la gran mayoría de la población. Y es que las almejas forman parte de los platos de la cocina tradicional vasca.

A la hora de escoger las almejas, es necesario tener en cuenta que no estén rotas. Además, se recomienda sumergirlas en agua con sal para limpiarlas. Aquellas que floten o no se abran es mejor no cocinarlas.

Las almejas más apreciadas suelen ser las finas y las babosas. En este sentido, los expertos en cocina suelen preferir las almejas de Carril. Localidad costera de Galicia que viene pescando éste y otros tipos de mariscos desde el siglo XVI y que cada año celebra la ‘Fiesta de la almeja’ en su honor.

Maneras diferentes de cocinar almejas

Al escoger las almejas, es necesario tener en cuenta que no estén rotas: se recomienda sumergirlas en agua con sal para limpiarlas

En el restaurante Salegi de Itziar ofrecen a sus clientes almejas en salsa verde. Para ello trocean un ajo y lo ponen a dorar con aceite vírgen extra Arbequino, junto a una puntita de guindilla. “Cuando está bailando el ajo, es decir, que no ha llegado a coger el color, añadimos la arena y rehogamos a fuego bajo para que no se queme ni pierda el crudo. Una vez cocida la harina, añadimos el vino blanco”, explica Josu Salvatierra, cocinero del establecimiento.

Tras dejar que el vino se rebaje, “le añadimos fumé de pescado, casi siempre de rape o merluza. La salsa que se consigue debe de ser más bien espesa, ya que cuando se añadan las almejas, el agua que éstas desprenden la aligerará”, añade Salvatierra.

Una vez que las almejas están ya abiertas, “las retiramos para que no se sequen, ponemos la salsa a punto, añadimos el perejil y un chorrito de aceite crudo para que tome el aroma del mismo. Después añadimos las almejas y servimos”, concluye Josu.

En el restaurante Landa de Garagartza, además de ofrecer esta receta, también las elaboran a la plancha e incluso, realizan croquetas de almejas. Para realizar el primer plato, Asier nos explica que “hay que limpiarlas previamente. Después las rehogamos con aceite y sal y las echamos a la plancha. Ésta no tiene que estar excesivamente caliente. Una vez en la plancha las tapamos y esperamos a que se abran. Una vez listas les echamos un poco de limón y al sacar al plato les echamos un poco de perejil picado por encima”.

TAGS




sukaldaTU por Ainara López