Trucos rosbif perfecto

Es necesario conocer algunos trucos para lograr que el rosbif quede perfecto [Foto: diariovasco.com]

Gastronomía

Trucos para un rosbif perfecto

El rosbif es un plato exquisito pero que exige conocer algunos trucos para que quede perfecto. Desde la elección de la carne al tiempo que necesita en el horno, aquí tienes algunas claves de esta receta

diariovasco.com | 27/12/2017 |

El rosbif es una de esas recetas que exigen conocer algunos trucos para que quede perfecto. Esta receta con la carne como protagonista y, en ocasiones, acompañada de alguna guarnición, no es complicada, pero tampoco basta con meter la pieza al horno y esperar a que salga exquisita.

Un truco para que el rosbif nos quede perfecto es dejar que la pieza repose al menos 20 minutos

Si en cualquier otra receta la elección del producto es importante, en el rosbif resulta imprescindible. Siempre hablamos de ternera, pero siempre es mejor el lomo, tanto como bajo, la espaldilla o el solomillo. Debemos escoger una carne tierna y, además, siempre nos vendrá bien que tenga mucha grasa, tanto en su interior como en el exterior. La grasa aporta jugosidad y, en este caso, lo agradeceremos en el resultado final.

A la hora de asar la carne, es importante tener varios factores en cuenta. En primer lugar, la carne debe estar a temperatura ambiente antes de introducirla en el horno y toda la pieza (el rosbif normalmente tiene un tamaño importante) debe estar a la misma temperatura. Eso sí, en época de calor tendremos que tener especial cuidado en que no se nos estropee la carne antes de meterla al horno.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que la carne debe hacerse de manera uniforme, por lo que utilizaremos una rejilla y no una bandeja. Ésta, en todo caso, irá colocada en la parte inferior del horno para recoger los jugos que soltará la pieza durante el asado, para poder así elaborar con ellos una salsa. Además, si la carne no tiene una capa de grasa exterior, podremos echar estos jugos durante el propio proceso de asado para que no se nos seque la carne.

Calcularemos por kilos

En cuanto al tiempo necesario para su cocción, deberemos calcularlo según los kilos del rosbif. Se suele poner el horno fuerte, a unos 200ºC, y deberemos calcular unos 18 minutos por cada kilogramo que pese la pieza si la queremos al punto. 15 minutos serán necesarios si lo queremos poco hecho y entre 20 y 22 si lo queremos muy hecho. El termómetro es imprescindible para saber si está bien hecho.

Con este método, tendremos una pieza de carne tostada e incluso crujiente por fuera, pero rosada y jugosa por dentro. Si queremos darle un aspecto homogéneo y rosáceo tanto a su interior como exterior, deberemos optar por una cocción lenta y más prolongada.

Por último, el rosbif es una receta que exige su reposo antes de ser servida. Ente 20 minutos y media hora serán suficientes para que la carne termine de cocerse y sus jugos se asienten en su interior.




sukaldaTU por Ainara López