Cava

El cava es una bebida tremendamente consumida durante la Navidad [Foto: diariovasco.com]

Enología

¿Quieres saber un poco más sobre el cava?

El cava es una de las bebidas más típicas de la Navidad. No obstante, ¿sabes qué variedad de uvas se utiliza en su elaboración? ¿Y los tipos de cavas qué existen? ¿Cuáles han sido sus mejores añadas?

diariovasco.com | 22/12/2017 |

El cava es una de las bebidas más consumidas por estos lares durante las celebraciones navideñas. Se trata de un vino espumoso elaborado por el método tradicional y estrechamente ligado a la comarca catalana del Penedés, pero se produce también en otras muchas regiones.

Existen siete tipos de cavas, dependiendo el azúcar que se le añada al licor de expedición

Son tres variedades de uva las utilizadas principalmente en el cava. En primer lugar, la macabeo, que aporta a la bebida dulzor y perfume; también la parellada, que le da finura, frescor y aroma; y, por último, el xarel·lo, responsable del cuerpo y la estructura. Además, algunos de estos espumosos tienen también uvas chardonnay y pinot noir.

Se pueden diferenciar hasta siete tipos de cavas en una clasificación en la que la cantidad de azúcar que se le añade al licor de expedición es el factor diferenciador. Así, el Brut Nature contiene hasta 3 gramos de azúcar por litro, sin ser añadido; el Extra Brut, hasta 6g;  el Brut, hasta 12g; el Extra Seco, entre 12 y 17g; el Seco, entre 17 y 32g; el Semiseco, entre 32 y 50g.; y el Dulce, más de 50g. Estos dos últimos ya casi no se producen, mientras que los dos primeros presentan muchas exigencias en cuanto a procesos de calidad se refiere.

Además, el cava también se puede clasificar según su tiempo de crianza. En este caso, podremos diferenciar entre un cava Joven, que tiene de 9 a 15 meses; un Reserva, de 15 a 30 meses; y un Gran Reserva, con más de 30 meses.

Seis añadas excelentes

El Consejo Regulador del Cava califica las añadas desde 1980. En este tiempo, son seis las añadas que han recibido la nota más alta, excelente. Fueron los años 1983, 2000, 2006, 2007, 2008 y 2013, siendo ésta la última de la cual se tienen datos.

Las primeras referencias al cava tal y como hoy lo conocemos son de 1868, cuando los productores Francesc Gil y Domènec Soberano lo presentaron en la Exposición Universal de París. Otro hito importante en su historia fue cuando en 1972 se constituyó el Consejo Regulador de los vinos espumosos y se aprobó que los espumosos españoles recibirían la denominación de ‘cava’.