Condimentar el brócoli

Condimentar adecuadamente el brócoli puede marcar la diferencia en esta receta [Foto: diariovasco.com]

Aderezos

Un mundo de opciones para condimentar brócoli

Condimentar al brócoli puede cambiar sobremanera nuestra preparación, dándole mucha vida a esta hortaliza ya sea en su formato cocido, al vapor o a la plancha

diariovasco.com | 18/12/2017 |

Condimentar el brócoli puede transformarlo de una forma que no te imaginas, dándole un giro de 180º que hará las delicias de los amantes de esta crucífera y puede servir de ayuda para empezar a disfrutarlo para aquellos a los que no les hace especial gracia.

Condimentar el brócoli con jugo de limón de la un toque muy fresco

Una opción es regar el brócoli ya cocido con un aliño a base de jugo de limón, ajo picado o en polvo y un poco de pimienta negra. Para diluir un poco el zumo de limón se puede añadir o bien aceite o un chorrito de agua.

Este aliño da un toque muy fresco a la preparación, aunque puede resultar un poco rompedor. En aliños para brócoli, podemos encontrar diversas opciones más propias de la cocina oriental. En esta línea se puede optar por condimentar el brócoli con aceite de sésamo y semillas de sésamo tostadas. Y si se busca algo más original, se puede conseguir un toque vietnamita añadiendo salsa de pescado con un poco de zumo de limón y un poco de azúcar.

Otras alternativas para condimentar el brócoli

Hay ciertos alimentos que tenemos siempre por casa y que se nos olvida que nos pueden dar un gran resultado a la hora de preparar platos salados. Este es el caso de la miel. Además de poder hacer con ella la archiconocida salsa de mostaza y miel para el pollo, se puede preparar una salsa para condimentar el brócoli a base de miel y jugo de limón de lo más sabrosa. La clave en esta salsa está en añadirle un pequeño toque de chile o pimiento picante picado.

Si por el contrario, eres un amante de los sabores de la gastronomía italiana, hay un aderezo que te gustará especialmente. Esta forma de condimentar el brócoli consiste en una mezcla de parmesano o granna padano en polvo con tomate seco picado.

Si de todas estas opciones ninguna te ha convencido, hay una que es siempre un acierto seguro y que gusta mucho a los amantes de la cocina asiática, que es la salsa de soja. La podemos tener siempre a mano en la nevera y además queda bien con infinidad de platos como carnes, pastas o verduras salteadas.




sukaldaTU por Ainara López