Trucos para quitar olor a comida

El agua siempre será un aliado a la hora de quitarnos el olor a comida [Foto: diariovasco.com]

Higiene

Trucos para quitar el olor de comida de las manos

El olor en la manos tras cocinar es uno de los daños colaterales más comunes tras manipular ajo, pescado, mandarina y otros muchos alimentos; pero para deshacernos de este aroma persistente podemos recurrir a ciertos trucos

diariovasco.com | 26/04/2017 |

Quitar el olor que los alimentos dejan en las manos tras cocinar se convierte muchas veces en una misión imposible, recordándonos cada vez que nos acercamos las manos a la cara lo que hemos cocinado ese día. Pero lo cierto es que existen ciertos trucos que nos pueden ayudar eliminar todo resto.

Un poco de jugo de limón o sal pueden ayudarnos a quitarnos el molesto olor a comida de las manos

El primer paso es limpiarse las manos con agua y jabón. Si con este gesto además de lavarnos las manos queremos eliminar un olor intenso, es importante hacerlo con agua fría, ya que el agua caliente dilata los poros favoreciendo más aún la penetración de restos en nuestra piel.

Si el olor persiste, un poco de jugo de limón nos puede ayudar. Se trata de la versión casera de las clásicas toallitas de manos que ofrecen en los restaurantes, sobre todo en los que se come marisco, con el jugo de un limón mezclado con un poco de agua. Su ácido contribuirá tanto a destruir la grasa o aceite como el olor.

Otros trucos contra el olor en las manos

La sal puede ser también un gran aliado para neutralizar el olor de las manos. Coger una pizca de sal y humedecer un poco las manos con agua y frotarlas entre sí es la alternativa más cómoda y sencilla.

Aunque si la cocina está equipada con fregadero o cubiertos de acero inoxidable, la solución al olor estará también al alcance de nuestras manos. Parece ser que la composición de este material contrarresta algunas de las sustancias de los alimentos que propician los olores intensos, como puede ser el azufre presente en muchos alimentos. Este truco consiste en frotar las manos contra el elemento de acero inoxidable.  

Pero no es necesario hacerse con un articulo de este metal, ya que se puede encontrar también en el mercado jabón de acero inoxidable, pensado precisamente con este objetivo.

Y si los trucos anteriores han sido en balde, otros elementos con los que normalmente contamos en el hogar como vinagre o enjuague bucal nos pueden ayudar también en esta ardua tarea.




sukaldaTU por Ainara López