Origen leche condensada

La leche condensada es una fórmula con un origen muy curioso [Foto: diariovasco.com]

Historia

¿Conoces el origen de la leche condensada?

El origen de la leche condensada es todo un descubrimiento que sorprende a los más golosos amantes de la versión más dulce de la leche

diariovasco.com | 20/04/2017 |

El origen de la leche condensada nada tiene que ver con la búsqueda de una nueva delicia ni un postre, ya que su procedencia se debe, ni más ni menos, que a la investigación dirigida a la conservación de este producto.

En el origen de la leche condensada está la inquietud por lograr una mejor conservación para la leche

Para aquellos que no sepan muy bien qué es la leche condensada, consiste en leche parcialmente evaporada, es decir, a la que se le ha extraído parte del agua y a la que, en este caso, además se le ha añadido azúcar. Se trata de un alimento muy dulce, utilizado para dar sabor a postres y cafés, y que se conserva en perfectas condiciones durante un largo periodo de tiempo sin necesidad de refrigeración.

Precisamente a su capacidad de conservación debe su origen. Parece ser que en el siglo XIX las intoxicaciones derivadas del consumo de leche eran muy comunes. La contaminación de la misma durante su extracción o su cuestionable conservación se presentaban como las causas más comunes, lo que llevó a los expertos a realizar diversas investigaciones al respecto.

El primero en obtener resultados destacables fue Nicolás Appert, en 1822. En su experimento este científico francés evaporó el agua de la leche al baño maría, primer paso del que partió una futura investigación que fue mejorando el resultado. Fue más tarde, en 1835, cuando William Newton dio otro giro al estudio de la conservación de la leche añadiendo azúcar a su experimento, lo que aumentaba la vida del producto. Aunque no fue hasta 20 años después, cuando se pudo adquirir en el mercado gracias al norteamericano Gail Borden.

La Guerra Civil vivida en Norteamérica fue la responsable de popularizar la leche condensada, ya que resultó ser una buena solución para la alimentación de los soldados.

Versiones de leche similares a la condensada

Aunque la leche condensada sea, probablemente, la más conocida en nuestro país, existen otros tipos de leche que se pueden encontrar en el mercado y que pueden confundirse con la leche condensada.

Similar a la leche condensada es el dulce de leche, que es en realidad leche condensada caramelizada. Este producto es muy típico en Latinoamérica y presenta un color tostado, como el del caramelo tradicional. Es muy utilizado en postres, al igual que la leche evaporada.

A la leche evaporada, al igual que a la leche condensada, se le quita el agua, aunque esta no incluye azúcar. Su uso más común es la elaboración de postres como sustituto de la nata.




sukaldaTU por Ainara López