Reutilizar aceite

Reutilizar el aceite es una práctica cada vez más habitual y extendida [Foto: diariovasco.com]

Reciclar en casa

Cinco claves para reutilizar el aceite

Reutilizar el aceite correctamente para sacarle un mayor partido y ahorrar requiere tener ciertos aspectos en cuenta

diariovasco.com | 04/04/2017 |

Reutilizar el aceite es una práctica cada vez más habitual y extendida. Aunque no sea considerada una costumbre excesivamente recomendable, lo cierto es que su precio y nuestra responsabilidad con el medio ambiente nos llevan a dar el mayor uso posible a este oro líquido.

Aunque se pueda reutilizar, no debemos cocinar con el mismo aceite más de tres veces

Para reutilizar el aceite de la manera lo más segura, saludable y práctica posible debemos prestar atención a algunos detalles, que nos servirán de guía.

Lo primero es tener en cuenta el tipo de aceite que vamos a utilizar. Cada clase tiene un punto de humo diferente, es decir, se empieza a quemar a una temperatura diferente, lo cual es importante a la hora de reutilizarlo. Una vez se empieza a quemar el aceite comienza a estropearse, por lo que es recomendable no someter el aceite a una temperatura alta durante mucho tiempo. En este aspecto, el aceite de oliva presenta un punto de humo mucho menor que el aceite de girasol, es decir, teniendo en cuenta este factor el aceite de girasol es más fácil de reutilizar.

Una vez lo hayamos utilizado, lo primero es filtrar los restos de comida que hayan podido quedar de la fritura en cuanto vuelva a estar a temperatura ambiente. Para ello podemos utilizar un colador de tela o directamente un trozo de tela fina. En todo caso recuerda que el aceite debe haberse enfriado.

Otros trucos a tener en cuenta

Y cuando ya esté libre de impurezas, para favorecer una buena conservación lo mejor es guardar el aceite que queramos reutilizar en un bote de cristal hermético y en un lugar fresco y seco. En caso de no contar con un tarro hermético, se puede optar por un recipiente de cristal o barro, que se tapará con papel film o papel de aluminio.

A la hora de reutilizar aceite, es primordial tener en cuenta qué se ha cocinado en ese aceite, ya que no conviene mezclar sabores a carne y pescado, por ejemplo. Un buen truco puede ser etiquetar el tarro para saber qué se cocinó con ese aceite.

En todo caso, y aunque resulte muy práctico, no conviene reutilizar el aceite más de dos o tres veces. Cuando el aceite comience a presentar un tono más oscuro y una densidad mayor es momento de deshacerse de él.




sukaldaTU por Ainara López