Recetas de Semana Santa

Garbanzos y espinacas son protagonistas en algunos potajes con bacalao [Foto: diariovasco.com]

Tradición

Recetas clásicas de la Semana Santa

La Cuaresma tiene mucho que ver en los alimentos que son protagonistas de las recetas más típicas de la Semana Santa, una época en la que potajes, bacalao y dulces están en las mesas más tradicionales

diariovasco.com | 12/04/2017 |

Existen algunas recetas clásicas para la Semana Santa, unas preparaciones que en muchos casos se limitan a esta festividad y que vienen condicionadas por la Cuaresma. A este respecto, hay que señalar que este periodo comienza el Miércoles de Ceniza y termina en la tarde de Jueves Santo y que una de sus características es la abstención de la ingesta de carne.

Bacalao, garbanzos y espinacas son protagonistas en muchas recetas clásicas de la Semana Santa

Es por ello que durante la Cuaresma, pero también durante la Semana Santa, el bacalao tiene un protagonismo indiscutible. Todos conocemos las maneras más habituales de preparar el bacalao, sobre todo en nuestro entorno, pero en estas fechas es muy frecuente el potaje de vigilia con bacalao y espinacas.

Se trata de un plato contundente, que suele llevar garbanzos e incluso hay quien le añade también arroz. Se suele comer los viernes de la Cuaresma, pero también se ha convertido en uno de los platos más tradicionales para la Semana Santa. Requiere una preparación laboriosa y su tiempo, sobre todo si tenemos en cuenta que hay que desalar el bacalao 48 horas antes y poner los garbanzos en remojo desde la víspera.

Lo cierto es que los potajes con pescado, o incluso marisco, son muy frecuentes en estos días del año. Es por ello que los garbanzos y las espinacas son muy recurrentes en las recetas más tradicionales, aquellas que buscaban la contundencia en los platos a falta de la carne. Hoy en día, no obstante, hay quien los toma también en ensalada, buscando nuevas fórmulas.

Variedad de postres

Y aunque en el terreno de los postres son las torrijas quienes se llevan toda la fama, lo cierto es que son muchos los dulces típicos de la Semana Santa, aunque en muchos casos depende de cada región.

Es el caso, por ejemplo, de Cataluña y la mona de Pascua, un bizcocho de chocolate perfecto para los más golosos al que se le suele añadir un huevo de chocolate. La decoración de este postre suele ser siempre llamativa.

Pero también son típicos de estas fechas otros dulces que suelen ser de sartén, como es el caso de los buñuelos de viento, los pestiños con miel o las rosquillas. Todos ellos llevan una masa frita como base.




sukaldaTU por Ainara López