Sal marina

La sal marina puede provocar la aparición de hongos en algunos alimentos [Foto: diariovasco.com]

Investigación

La sal marina puede estropear los alimentos

Un estudio revela que la sal marina podría ser fuente de hongos, una circunstancia que afectaría de lleno al proceso de elaboración de algunos alimentos que correrían el riesgo de acabar siendo nocivos para la salud

diariovasco.com | 16/11/2017 |

Una investigación realizada en Estados Unidos ha revelado que la sal marina puede ser una fuente de hongos, lo que afectaría de lleno al proceso de elaboración de los alimentos. La sal marina se empezó utilizando como ingrediente en las cocinas más gourmet y después dio el salto a los hogares y la alimentación industrial, donde ya se ha establecido.

La sal marina podría resultar peligrosa si se utiliza en casa o en la industria para alimentos que necesitan madurar con el tiempo

El estudio, que ha sido llevado a cabo por la Universidad de Cornell, encontró hasta 85 hongos diferentes pertenecientes a siete variedades distintas en la examinación de siete sales marinas comerciales. Las más comunes fueron ‘Aspergillus’, ‘Cladosporium’ y ‘Penicillium’, siendo esta última la que mayores riesgos presenta por su producción de toxinas.

Cabe resaltar que no todas la variedades de hongos son nocivas para la salud, ya que hay especies que se utilizan para elaborados determinados alimentos que no resultan peligrosas, como las que se usan en los quesos roquefort.

El paso del tiempo, peligroso para la sal marina

La investigación subraya, ante todo, que la sal marina no resulta nociva si se utiliza para rociar los alimentos pero sí podría resultar peligrosa si se utiliza en casa o a nivel industrial para alimentos que necesitan madurar con el tiempo, como quesos curados o carnes encurtidas, puesto que necesitan ese proceso antes de ser puestos a la venta.

Y es que precisamente es con el paso de los días cuando esos hongos presentes en la sal marina pueden crecer y estropear los alimentos hasta el punto de hacerlos tóxicos. La aparición del moho es un riesgo demasiado elevado y la contaminación de alérgenos o microtoxinas también.

La explicación de la presencia de los hongos se sustenta por las circunstancias favorables que encuentran en los alimentos, realidad que se ve respaldada por la humedad. Hasta ese momento, los posibles hongos que están presentes se mantienen inactivos en la sal.

¿Y cómo llegan hasta la sal marina? La investigación apunta a que esos hongos se podrían introducir durante el envasado, el almacenamiento o la producción a partir del agua de mar.

TAGS




sukaldaTU por Ainara López