Aprovechar yema de huevo

El tartar es una manera perfecta de aprovechar esa yema de huevo que nos sobra [Foto: diariovasco.com]

Alternativas

Cuatro formas de aprovechar la yema de huevo

Muchas veces no sabemos cómo aprovechar la yema de huevo que nos sobra al preparar recetas que solo requieren de la clara, aunque lo cierto es hay un montón de recetas

diariovasco.com | 03/11/2017 |

¿Cómo podemos aprovechar la yema de huevo? Lenguas de gato o merengue, son algunas de esas preparaciones que incluyen en su receta la clara de huevo. El problema aparece cuando nos encontramos con varias yemas de huevo que nos sobran y no se nos ocurre cómo utilizarlas.

Existen muchas opciones, tanto saladas como dulces, para aprovechar la yema de huevo sobrante

Podemos encontrar desde recetas saladas hasta dulces para aprovechar las yemas de huevo, y es que de hecho un plato muy de moda en la actualidad la incluye entre sus ingredientes protagonistas. Un tartar de salmón y aguacate, o de carne picada, es perfecto para aprovechar la yema y llenar el plato de jugosidad y presentar un vistoso timbal coronado con esta dorada cúpula.

Aunque si eres de cocina tradicional, puede que no hayas caído en la cuenta de que la carbonara tradicional se prepara con yema de huevo. Aprovechar la yema de huevo en esta receta es tan fácil como batir las yemas con un poco de queso pecorino o parmesano en polvo, y añadirlas cuando la pasta ya esté lista, incluyendo también panceta previamente dorada y un poco de pimienta negra. El huevo se hará con el calor de la propia pasta.

Aprovechar la yema de huevo en dulces

A la mayoría de la gente le sobran yemas de huevo tras preparar dulces. Si este es tu caso y los postres son tu especialidad puedes aprovechar las yemas para sorprender con nuevas recetas.

Existen muchas galletas que incluyen yema en su elaboración. Este es el caso de las galletas de leche condensada. Son muy fáciles de hacer, solo se necesita mantequilla, yema, leche condensada, maicena y azúcar. Con la mantequilla a temperatura ambiente se bate todo bien y se hacen bolitas, que se pueden aplastar con la ayuda de una cuchara sopera. Bastarán 15 minutos a 160ºC al horno para tener estos deliciosos bocados listos.

Aunque si las galletas resultan demasiado sencillas y se busca un reto mayor, se puede optar por preparar la tradicional crema catalana o créme brûlée, por ejemplo.




sukaldaTU por Ainara López