Trucos sándwich mixto perfecto

Existen varios trucos que nos ayudarán a conseguir un sándwich mixto perfecto [Foto: diariovasco.com]

Trucos

Descubre los secretos del sándwich mixto perfecto

El sándwich mixto perfecto existe. Jugoso por dentro, crujiente por fueraÂ… estos trucos te ayudarán a conseguir un sándwich de '10'

diariovasco.com | 03/11/2017 |

El sándwich mixto perfecto es aquel que marca la diferencia entre un plato socorrido y un bocado cuyo fin no deseamos que llegue. Un buen jamón, un queso en condiciones y algún que otro toque de gracia son indispensables para salir airosos de esta preparación.

La mayonesa es la mejor forma de lograr un sándwich mixto perfecto, dorado y crujiente

Lo primero es escoger el género. No hay que gastarse un dineral, pero si queremos conseguir un sándwich mixto perfecto lo mínimo es utilizar alimentos en condiciones. Precisamente tanto el jamón cocido como el queso en lonchas cuentan con una infinidad de propuestas, muchas de ellas excesivamente alejadas del alimento que representan.

Con el producto ya escogido y una vez abierto, conviene comprobar su estado, una loncha de queso que lleva dos meses en el frigorífico y se ha endurecido no va a resucitar por arte de magia. En este sentido, la conservación del pan también es importante. Aunque el pan de molde suele durar bastante tiempo, conviene cerrarlo bien. Incluso hay quien apuesta por congelarlo para alargar su vida.

Con los ingredientes delante, llega uno de los grandes momentos para conseguir un sándwich mixto perfecto. Sí, el orden de los factores altera el producto. Lo mejor es colocar el tranchete de queso entre dos lonchas de jamón, y si la loncha de jamón es grande y la vamos a doblar, lo mejor es introducir el queso dentro.

Este truco tiene dos grandes puntos a favor: Por un lado los sabores se fusionan mejor y por el otro, el meter el queso entre las lonchas de jamón evita que este se desparrame cuando se derrita.

El sándwich mixto perfecto y crujiente

Cada uno tiene sus trucos para conseguir un acabado perfecto en su sándwich mixto, y es que en este paso se puede recurrir a tres grandes aliados: el aceite, la mantequilla o la mayonesa. Sí, has leído bien, mahonesa.

Pero antes de embadurnar el pan, recuerda seleccionar una buena sartén antiadherente. Es un error garrafal poner la intensidad a tope, un buen truco para que el sándwich mixto quede perfecto y uniformemente dorado es hacerlo a fuego medio. Esta intensidad y un par de vueltas al sándwich y quedará exitoso.

En cuanto a los tres aliados, cualquiera de ellos nos sirve. Cada uno tiene sus pros y contras. En todo caso, si buscas un acabado absolutamente perfecto la clave es usar mahonesa, aunque claramente, si se busca la opción más ligera, lo mejor es optar por un poco de aceite de oliva.

Y en caso de recurrir a la tradicional mantequilla, recuerda sacarla unos minutos antes del frigorífico para poder untarla con facilidad y no destrozar el pan.




sukaldaTU por Ainara López