Aros de cebolla caseros

El secreto de unos buenos aros de cebolla caseros es que queden crujientes. [Foto: diariovasco.com]

Técnicas

Prepara tus propios aros de cebolla caseros

Elaborar aros de cebolla caseros es una gran opción si quieres probar con un picoteo casero, sabroso y muy económico

diariovasco.com | 07/11/2017 |

Los aros de cebolla caseros pueden sacarte de un apuro. Si tienes invitados inesperados y quieres ofrecer un aperitivo rápido y barato puedes preparar este exquisito bocado. Hace falta poco más que cebolla para elaborarlos y la receta es susceptible de adaptarse a lo que tengamos por la cocina.

Los aros de cebolla caseros se pueden preparar en la sartén o al horno

Se podría decir que hay dos grandes formas de preparar los aros de cebolla caseros. Siempre se necesitará cebolla, huevos, harina, condimentos como sal, pimienta y especias o sazonadores al gusto como ajo en polvo, curry o pimentón.

Teniendo todo ello se puede apostar por preparar la versión con pan rallado o la que no lo lleva pero incluye leche. Ello influirá en los pasos a seguir para su preparación.

La versión de aros de cebolla caseros que incluye leche es más sencilla: basta con mezclar los huevos y la leche en un bol, y colocar la harina, sazonadores y especias al gusto en el otro. Y una vez se tenga la cebolla pelada y cortada en aros, empaparla en la mezcla de huevo y leche, y untarla en la harina. Este gesto se debe repetir hasta conseguir una buena cobertura.

En el caso de preparar la versión de aros de cebolla caseros con pan rallado, se pondría un bol con el huevo batido, otro con la harina y un tercero con el pan rallado y el condimento. Y al igual que en el caso anterior, con la cebolla ya lista, se empezaría mojando la cebolla en el huevo, para seguir con la harina y después con el pan rallado.

Para servir los aros de cebolla caseros…

Justo antes de servir, se pasarán los aros de cebolla por aceite bien caliente en la sartén. O, si se prefiere, se pueden hornear durante 20 minutos, con lo que se obtendría un resultado menos graso.

En todo caso, un buen truco es tener un plato o fuente preparado con papel de cocina para colocar los aros nada más sacarlos de la sartén y así eliminar el exceso de aceite.

Y a la hora de presentarlos, mayonesa, mostaza, ali oli o salsa de queso serían buenas opciones para untar este crujiente tentempié.




sukaldaTU por Ainara López