Chirivía

Se puede identificar la chirivía por parecer una zanahoria blanca [Foto: diariovasco.com]

Alimentos

¿Cómo podemos incluir la chirivía en nuestra dieta?

La chirivía es una hortaliza de aspecto similar a la zanahoria, con diversas propiedades y usos culinarios

diariovasco.com | 06/11/2017 |

La chirivía, también conocida como pastinaca, es una raíz muy parecida a la zanahoria pero con un color pálido, entre el blanco y el amarillo. Aunque su apariencia y sabor sean muy similares, lo cierto es que esta hortaliza presenta una mayor concentración de vitaminas y minerales. Cabe destacar la concentración de potasio presente en la misma.

Similar a la zanahoria, la chirivía contiene más propiedades y se cocina más rápido

La chirivía contiene también vitamina B,C y E, además del ya mencionado potasio. Presenta un alto poder diurético, con un aporte de calorías muy reducido, además de resultar muy digestiva.

Encuentra su momento óptimo entre los meses de septiembre a marzo, ya que necesita de una temperatura muy baja para desarrollar su sabor dulce. De hecho, la chirivía de invierno resulta más dulce que la de otoño, dado que el frío provoca que el almidón presente en esta hortaliza se convierta en azúcares.

Todas estas propiedades han hecho de la chirivía una hortaliza muy valorada a lo largo de la historia, ya que hasta la llegada de la patata, la chirivía ocupaba ese papel polifacético que ahora juega el tubérculo.

Una característica que no ha perdido, ya que la chirivía se puede disfrutar cocida, frita, al vapor o asada. Al igual que la zanahoria, su toque dulce hace de esta hortaliza una buena opción, ya sea para preparar una elaboración salada o una dulce.

Cómo disfrutar de la chirivía

La chirivía es perfecta en purés, salsas y caldos, dado que además de aportar sabor, el almidón presente en su composición aporta cuerpo a las cremas y ayuda a ligar mejor los ingredientes.

Aunque resulta también una buena opción como acompañamiento de carnes y pescados. Ya sea asada o frita en bastoncillos, del mismo modo que se preparan las patatas fritas.

También se suele utilizar a modo de entrante o aperitivo, aunque en este caso es aconsejable dotarla de un toque extra de sabor como alguna vinagreta o salsa de mostaza, por ejemplo.

Y si se va a optar por la opción cocida, un buen truco es no pelar las piezas. Cocerlas con piel evita que los nutrientes solubles en agua se pierdan. Por lo que lo mejor es cocer las piezas enteras y pelarlas cuando estén listas.




sukaldaTU por Ainara López