Comida de la Antigua Roma

Las aves especiadas, un imprescindible en la comida de la Antigua Roma [Foto: diariovasco.com]

Historia

¿Qué se comía en la Antigua Roma?

La comida en la Antigua Roma era uno de los rituales sociales por excelencia, junto con el circo o el teatro, pero ¿qué se comía entonces?

diariovasco.com | 13/07/2018 |

En la Antigua Roma la comida pasó de representar un mero medio para la supervivencia a todo un ritual. Fue entonces cuando, debido a los esfuerzos físicos que requerían los oficios, se pasó de hacer tres comidas al día a cuatro. Pero los romanos no siempre han tenido la pasta como eje central de su alimentación y es que, hasta que llegara este alimento, eran otros los protagonistas de su cocina.

Durante este fin de semana se pueden conocer sus costumbres más de cerca gracias al festival romano Dies Oiassonis de Irun, cuyos guiños a la gastronomía de la Antigua Roma, aunque fieles, seguro que presentan un mayor sentido del gusto adaptado a los paladares actuales.

En la Antigua Roma la abundancia y bajo coste del farro (un cereal) hizo de éste uno de los pilares de su comida. Con el farro se preparaban unas tortas planas y redondas que se comían por la mañana, además de panes y bollos.

La comida en la Antigua Roma se caracterizaba por el derroche y la falta de sutileza y gusto en la mezcla de ingredientes

Fue más tarde cuando el trigo se introdujo en su gastronomía, sustituyendo a los panes y tortas de farro. Ambos eran utilizados para preparar gachas y sopas de vino con pan, bebida que no podía faltar en la mesa. De hecho, dados los escasos medios de conservación de la época, como el vino se agriaba rápido, éste era muy utilizado en la cocina. La sopa de vino con pan era todo un clásico.

Carnes y pescados completaban las costumbres culinarias de los romanos, aunque variaban mucho dependiendo del nivel social. Y es que la comida de los adinerados de la Antigua Roma era un baile de alimentos, entre los que no faltaban la leche, miel, huevos, queso y todo tipo de carnes y pescados.

Derroche en la comida de la Antigua Roma

Si algo definía en la cultura gastronómica de la Antigua Roma era el despilfarro y la falta de coherencia de su comida. Los platos eran elaborados sin ningún cuidado y con un sinfín de ingredientes, dando como resultado recetas grasientas y sabores y texturas mezcladas sin ningún sentido del gusto.

Sobre la mesa de los pudientes se podían encontrar un sinfín de embutidos, pescado frito, dulces elaborados con pan y miel, aceitunas en salmuera, carnes asadas, frutas y quesos, entre otros productos.

Puede parecer un alimentación similar a la nuestra, aunque las variedades de carne pueden sorprender a muchos, ya que además de cerdo, buey, cordero, oveja cabra o ciervo, los loros y los flamencos eran platos muy cotizados.

Pollos, ocas y gallinas eran otras de las especies que se podían encontrar en todo festín que se preciara, previamente engordados con harina hervida y aguamiel o pan empapado en vino.

Todas ellas iban impregnadas de aromáticos aderezos elaborados a base de pimienta, salvia, miel, ortiga y menta, entre otros ingredientes.




sukaldaTU por Ainara López