Gastronomía de Francia

El foie micuit, un clásico de la gastronomía de Francia [Foto: diariovasco.com]

Fútbol y gastronomía

La grandeza de la gastronomía de Francia

La gastronomía de Francia, primer país finalista del Mundial de fútbol de Rusia, cuenta con una decena de recetas muy características con las que a buen seguro disfrutará todo el planeta

diariovasco.com | 12/07/2018 |

La gastronomía de Francia siempre ha sido un referente mundial, una garantía de experiencias culinarias de gran calidad y considerada una de las mejores ofertas gastronómicas del planeta.

A continuación detallamos una decena de recetas características del país galo con las que a buen seguro todo el mundo disfruta, seguramente más que con el fútbol de los de Deschamps. 

  • Sándwich croque monsieur: Típico sándwich francés, con las rebanadas de pan untadas en bechamel por ambas caras; dentro lleva queso Emmental y jamón de york, y se vuelve a coronar con queso una vez cerrado. La versión madamme, por supuesto, es mejor: se corona el monsieur con un huevo a la plancha, una pizca de sal, cebollino fresco picado y una pizca de pimienta de Espelette. 
  • Le gratin dauphinois: O gratén del Delfinado, ya que es originario de Dauphiné, en los Alpes franceses. Patatas cortadas en finas rodajas, mezcladas con nata fresca, o leche, y setas (u otro ingrediente), gratinadas al horno con muchísimo queso.
  • La soupe à l’oignons: La emblemática sopa de cebolla. Se inventó durante la Revolución Francesa, cuando sólo se disponía de ingredientes sencillos. Se hace con pan, caldo de carne y cebolla caramelizada. Su cocción puede superar las dos horas.
  • La ratatouille: Una especialidad del sur de Francia y uno de los platos típicos franceses más famosos. Una receta sana que mezcla tomates, ajos, pimientos, calabacines y berenjenas con diversas hierbas provenzales.
  • Moules frites: Literalmente, mejillones y patatas fritas, que se sirven con una salsa de cebolla y, cómo no, queso. Tradicional principalmente en el norte; también en Bélgica.
  • Foie ou micuit: No confundirlos con el paté. El foie o foie gras es el hígado graso, el hígado de un pato embuchado, que ha acumulado gotitas lipídicas en su interior. El micuit es el hígado de pato graso semicocido; es decir, pasteurizado, lo que le da mayor duración. Se sirve siempre loncheándolo fresco con un cuchillo caliente.
  • Les escargots de Bourgogne: A los franceses les gustan mucho los caracoles. Los mejores vienen de la región de Borgoña y se cocinan siguiendo multitud de recetas. Los más conocidos son con mantequilla, perejil y salsa de mayonesa de ajos.
  • Les cruisses de grenouilles: Francia es el mayor consumidor de ancas de rana del mundo, aunque se empiezan a hacer populares. Se rebozan con harina y se les añade sal, perejil y mantequilla.
  • Boeuf bourguignon: De las recetas más tradicionales de la cocina francesa. Debe su nombre a sus ingredientes: el buey y el vino, productos emblemáticos de Borgoña.
  • Crépes salées et sucrées: Plato tradicional del norte, concretamente de Bretaña, aunque ya se disfruta en todo el mundo. Se puede hacer una comida o cena a base de creps salados y dulces, ya que se les pueden incorporar los ingredientes que se desee.



sukaldaTU por Ainara López