Cata Blancos de Rioja

Esta cata de Blancos de Rioja tuvo lugar en el restaurante Akelarre. [Foto: diariovasco.com]

Cata

Blancos de Rioja, ¡qué alegría!

El esfuerzo de las bodegas se traduce en vinos de mucha calidad

diariovasco.com | 29/06/2018 |

Pensando en la última gran recomendación durante una cena, recuerdo la que me hicieron el equipo de sumilleres de Akelarre, Carlos Muro y Ciro Carro. Era un blanco riojano que iba perfecto para una parte importante de la cena

Las bodegas de La Rioja están haciendo un gran esfuerzo por sacar adelante vinos blancos de calidad

Porque los blancos riojanos han sido estupendas compañías para quienes siempre hemos creído en ellos. Al fin y al cabo, Rioja fue blanca antes que tinta y las variedades autóctonas han demostrado que son el comienzo de unos grandes vinos. 

Así que Akelarre y su renovada bodega parecían el lugar ideal para sacar adelante una cata con una buena representación de blancos riojanos actuales que se están posicionando en el mercado como los grandes vinos que son.

Lógicamente, arrancar la cata con vinos fermentados en barrica parece lo más lógico porque son los vinos que aguantan una comida completa. Las bodegas buscan vinos más gastronómicos, profundos, que llenan el paladar de sensaciones y te completan cada plato.

Y para demostrarlo, una bodega como Nivarius y su Finca La Nevera, dedicada sólo al vino blanco. Viura en viñedos altos y de más de 80 años, vinificación en foudres (3.500 litros) y 7 meses con sus lías dan un vino muy goloso. Elegante y complejo, lo mejor de este vino es que realmente juega contigo, te atrapa con su cremosidad y su largura. El respeto por las variedades blancas dan este nivel de vinos.

875m es un vino diferente entre los riojanos. Desde que se permitieron variedades foráneas algunas bodegas han apostado por ellas de una manera decidida. Por eso, este Chardonnay de El Coto de Rioja de su finca Carbonera de altura en Tudelilla,vinificado como los mejores, es frutal con toques florales. Lo mejor es su untuosidad y su complejidad. Buena acidez. Un vino gastronómico.

El homenaje que Bodegas Labastida hace a Manuel Quintano con su marca se ha extendido a los blancos. La viura vuelve a mostrar toda su expresión con este Blanco sobre Lías, hay mucha fruta blanca, con toques de hierbas aromáticas, es graso en boca y largo, mantiene un equilibrio entre la frescura y la madurez. Perfecto para una comida larga.

Por encima de las modas

Valserrano de Bodegas de la Marquesa es un blanco que siempre ha estado por encima de las modas. Una apuesta de Pablo Simón desde sus comienzos, la apuesta por la tradición del mejor blanco riojano. La viura expresándose primero con lías y después los meses necesarios de barrica para darle al vino intensidad y nobleza. Hay fruta, pero también frutos secos y tiene la acidez necesaria para que sea largo al fina.

Nos están dando muchas alegrías gracias a unos vinos que hace pocos años estaban olvidados

Ver un vino de la variedad garnacha blanca riojana es todo un placer y un lujo. Una variedad autóctona que estuvo a punto de desaparecer y que gracias a bodegas como Barón de Ley y a la colección Varietales de Barón de Ley se está valorando como se merece. La garnacha es muy frutal, fruta blanca y flores, pero lo que más destaca en esta garnacha blanca es su cremosidad gracias al trabajo sobre lías.

Urbión es una idea de Miguel Ángel Rodríguez, empeñado en dar a conocer la cultura del vino y con este blanco Cuvée quiere crear afición hacia los vinos blancos de perfil moderno. Viura y garnacha blanca son las dos variedades principales, además de otra que le da aromas frutales, que llegan muy claras, algo de hierbas frescas. Buena acidez y equilibrio gracias al toque de madera que ajusta muy bien el vino.

Cueva del Monge se ha convertido en un nombre familiar en muchas mesas por su calidad y este blanco mantiene el nivel que busca la bodega Vinícola Real. Todas las variedades riojanas clásicas y el paso por barrica necesario para modelar el vino dan complejidad tanto en nariz como en boca, untuosidad y la acidez necesaria para que el vino apetezca.

Barón de Ley 3 Viñas Blanco Reserva mantiene la tradición de los vinos frescos ideales para el aperitivo o para los primeros platos. Viura y malvasía buscando la franqueza de las variedades. Hay hierbas aromáticas y un toque anisado. Entra fácil en boca, con una buen acidez, lo que hace que sea un vino sugestivo para el paladar. 

La variedad Tempranillo Blanco

Hace unos años se encontró la variedad Tempranillo Blanco y hay bodegas que trabajan con ella para darle personalidad a los blancos riojanos. Fernández de Piérola ha apostado por hacer un blanco 100% con la variedad. Tiene mucha intensidad en nariz hacia frutas más tropicales (piña, plátano) y gracias al trabajo con lías es cremoso y mantiene una buena acidez.

Barón de Ley Tres Viñas Reserva 2014: hay muchas cosas buenas que se puede decir de este vino. La bodega se ha empeñado en hacer una joya. Hay que saber cuándo recoger la viura, malvasía y garnacha blanca para darle un año de barrica y un año de botella y que todavía haya fruta, que sea untuoso, graso, que tenga una ligera acidez, que apetezca lucir el vino. Un blanco de los que merece la pena hablar.

Hay veces que un nombre puede despistar, le pasa al Barón de Ley semidulce; dice semidulce pero es un vino que se puede tomar de aperitivo, incluso con algún pescado graso porque su paso por boca es elegante y, al mismo tiempo muy fresco. El proceso es natural y mantiene toda su fruta. Ideal para comidas de verano.

Las bodegas de La Rioja están haciendo un gran esfuerzo por sacar adelante vinos blancos de calidad. Están recuperando variedades, están haciendo vinos excelentes gracias al cuidado de la elaboración. Nos están dando muchas alegrías gracias a unos vinos que hace pocos años estaban olvidados. Ese esfuerzo merece su recompensa y por eso nos gusta hablar de los blancos de La Rioja.