Alimentos evitar corazón

Debemos evitar alimentos típicos de la comida rápida para cuidar el corazón [Foto: diariovasco.com]

Salud

Qué alimentos debemos evitar para cuidar nuestro corazón

Para tener nuestro corazón en forma, no sólo debemos evitar los alimentos procesados o los azucarados, sino que también debemos prestar atención a algunas fórmulas que se nos presentan como más saludables

diariovasco.com | 20/10/2017 |

Para cuidar nuestro corazón hay ciertos alimentos que debemos evitar. La mala alimentación está directamente ligada a las enfermedades cardíacas. En general, toda la comida basura es perjudicial para nuestro corazón, pero hay alguna en concreto que deberíamos dejar de comer para cuidar nuestro órgano más preciado.

Hay ciertos alimentos que debemos evitar para preservar una buena salud de nuestro corazón

Los primeros alimentos que tenemos que dejar de lado son, sin lugar a duda, todos los que entran dentro de la comida basura: hamburguesas, patatas, pizzas… Debemos tener especial cuidado con todo lo precocinado también.

Relacionado con la comida rápida está el segundo alimento a evitar: la carne procesada y curada. Las grasas saturadas que encontramos en productos como las salchichas, por ejemplo, se quedan en nuestras arterias pudiendo dañarlas. Existen versiones de bajo contenido en grasa, pero estas suelen tener bastante sodio.

Además de lo procesado, también habría que tener cuidado con todo lo frito que comemos. Según varios estudios, los alimentos fritos como los calamares, las patatas o las croquetas aumentarían el colesterol considerado perjudicial para nuestra salud (LDL) y, por el contrario, reduciría el bueno (HDL). Esto podría incrementar el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Cuidado con el azúcar, la margarina y los refrescos

¿Y qué pasa con el azúcar? Los productos azucarados tampoco son recomendables ante problemas cardíacos, en ninguna de sus variantes: bollería, refrescos, dulces, chucherías…

Ni el azúcar ni la margarina, que posee un alto contenido de grasas trans. Este tipo de grasas las podemos encontrar más habitualmente en la margarina que está sólida a temperatura ambiente, es decir, que no se derrite, ya que esto significa que posee sustancias perjudiciales para que se mantenga así. Debemos tener cuidado porque se suele comercializar como una alternativa más saludable que la mantequilla, pero eso no es siempre cierto.

Entre otras cosas, lo que deberíamos intentar tener en nuestras casas sería una margarina suave, untable y sin ningún tipo de aceites hidrogenados. La apariencia es lo de menos mientras que los ingredientes sean buenos para nuestra salud y, en este caso, para nuestro corazón.

También tenemos que estar ojo avizor con los refrescos. No solo por la gran cantidad de azúcar que contienen, sino que también con los refrescos ‘light’ o ‘cero’. Estos parecen más sanos a ojo del consumidor, pero no siempre es así.

Tomar este tipo de bebidas frecuentemente es igual de dañino que tomar los refrescos ‘no saludables’, ya que pueden aumentar la diabetes y la obesidad de la misma manera. Según unas recientes investigaciones, estas bebidas podrían alterar las bacterias gastrointestinales y, de esta manera, favorecer la ganancia de peso.




sukaldaTU por Ainara López