Diferencias entre bonito y atún

En el tamaño de la pieza está una de las diferencias entre el bonito y el atún [Foto: diariovasco.com]

Cómo distinguirlos

¿Conoces las principales diferencias entre bonito y atún?

Su apariencia es similar y la duda surge enseguida. No, el atún y el bonito no son el mismo producto y las diferencias empiezan por su origen: se obtienen de especies animales distintas

diariovasco.com | 20/10/2017 |

¿Atún o bonito? ¿En qué se diferencian? Ese largo pasillo del supermercado donde hay tantas y tantas opciones de atún y bonito hacen dudar al consumidor sobre sus similitudes. ¿Es el atún una clase de bonito más barato? Aunque muchas veces pueda ser una respuesta que justifique esta variación en los precios, la realidad es bastante más compleja.

Las principales diferencias entre el atún y el bonito están sobre todo en su color, sabor y tamaño

Lo que conocemos como bonito se corresponde con el Bonito del Norte, un pez que se captura en aguas del Mar Cantábrico. Recibe el nombre de ‘Thunnus alalunga’ y también se le denomina albacora o atún blanco, nombre éste que provoca la confusión y que se debe al color de su carne.

Su tamaño varía entre los 30 centímetros y el metro, con un peso cercano a los diez kilos. Es el más escaso y también el más preciado: los lomos y la ventresca configuran dos alimentos de clase alta que se extraen del Bonito del Norte.

Por el contrario, el atún se extrae del ‘Thunnus albacares’, cuya carne es clara pero no llega al color blanquecino del ‘Thunnus alalunga’, de ahí que reciba el denominativo de atún claro. Es, de largo, el túnido más capturado, y el que más se utiliza en conservas. Por eso la oferta es tan amplia, la competencia, intensa y su precio más bajo que el del bonito.

Evidentemente, no son los únicos atunes y bonitos del mercado, ya que ahí asoma el atún rojo o ‘Thunnus thynnus’, un túnido muy apreciado especialmente en la comida japonesa y cuyo tamaño es considerable, llegando a alcanzar pesos superiores a los 400 kilos.

Bonito y atún, distintos también en el paladar

Las diferencias que abarcan el origen de ambos túnidos se agrandan en el terreno culinario, donde el paladar juega un papel fundamental. El bonito tiende a tener una carne más sabrosa, una textura más suave y el color más claro de todos.

Por el contrario, la carne de atún es más oscura y áspera que la del bonito. El componente graso, teniendo en cuenta la riqueza en ácidos grasos omega-3 de ambos atunes, es desigual: un 10% para el atún claro y alrededor de un 6% para el bonito.




sukaldaTU por Ainara López