Los cítricos, aliados en la cocina

Los cítricos pueden ser usados en multitud de recetas [Foto: diariovasco.com]

Combinaciones

¿Qué cítrico utilizo para mi receta?

Incluir cítricos en las recetas puede marcar la gran diferencia entre un simple plato y una gran receta.

diariovasco.com | 03/10/2017 |

¿Incluyo cítrico en esta receta? Sí, sin duda. Si has visto un chef utilizando algún tipo de cítrico en sus recetas o has probado un plato con limón, naranja o pomelo que te ha enamorado no te cortes y aprende a incluirlos en tus platos.

A la hora de utilizar cítricos en las recetas la clave está en tener en cuenta el tipo de cítrico, la clase de alimento que queramos acompañar y la cantidad. Una gran opción es acompañar proteínas con cítricos. Pollo, ternera o pescado encuentran en este tipo de fruta un toque único.

Este es el caso, por ejemplo, de las carnes blancas, que casan a la perfección con el sabor de la naranja. En este cítrico encuentran también un gran aliado el solomillo o el cerdo. Y en su defecto se puede utilizar mandarina.

Los cítricos son una gran opción para dar vida a recetas de carne, como pollo o cerdo

Aunque si no se tienen naranjas a mano, el limón queda muy bien también para dar sabor a las carnes blancas. Y es que al hablar de cítricos en las recetas, parece que estamos descubriendo algo novedoso, cuando nuestras madres y abuelas llevan años incluyendo limón en sus recetas de pollo o pescado. Este cítrico es también muy empleado en multitud de recetas de la cocina asiática, como arroz, pescados o pollo.

Por su parte, el pomelo es perfecto para aromatizar carnes con personalidad, cerdo, pollo e incluso marisco. Al presentar un sabor amargo bastante intenso se aconseja rayar un poco de su cascara sin abusar de su utilización.

Cítricos también en las recetas de ensalada

Si hay algo que da un toque de color y vida a las ensaladas esos son los cítricos. De tonos vibrantes y sabor diferente, aportan a las verduras un toque diferente haciéndolas mucho más divertidas y frescas para el verano. La naranja es siempre una buena opción, aunque si se busca algo más rompedor la granada es la mejor opción. Es tan fácil como desgranarla e incluirla como el resto de componentes de la ensalada.

Aunque si eres de esas personas que prefiere no encontrarse ciertos tropezones en las recetas, otra forma de incluir cítricos es preparando salsas o vinagretas. De hecho, en el mercado se pueden encontrar diversas vinagretas que incluyen entre sus ingredientes naranja, mandarina o limón. A la hora de preparar nuestros propios aderezos es tan sencillo como incluir jugo de la fruta que queramos incluir.

Las salsas son además una buena forma de darle más intensidad a esa receta a la que hemos podido incluir ya cítricos.




sukaldaTU por Ainara López