Costras de pescado

La costra de pescado se puede hacer más fina o gruesa, al gusto [Foto: diariovasco.com]

Elaboración

Pescado con costra… ¡Qué bueno!

El pescado con costra es todo un placer para los sentidos, aportando a estas delicias salidas del mar un sabor y textura completamente diferentes

diariovasco.com | 05/09/2018 |

Las costras de pescado son una de las especialidades de muchos restaurantes que apuestan por ofrecer algo diferente y que no estamos acostumbrados a hacer en casa. Con salsas, verduras, frutos secos… hay muchas opciones para crear esa fina capa crujiente.

La costra de frutos secos es perfecta para cubrir pescado como merluza o bacalao

La de frutos secos, por ejemplo, combina a la perfección con la merluza. Para preparar este pescado con almendras, se elabora una mezcla bien picada con pan tostado, ajo, almendra cruda, perejil, sal y pimienta.

Cuando esté todo bien picado y mezclado, se le añade un huevo batido y se cubre la parte superior del pescado (los lomos deben estar ya listos y colocados en la bandeja del horno). En el momento en el que el pescado esté casi preparado, se pone la opción de gratinado durante 10 minutos para conseguir una capa bien crujiente.

La costra de frutos secos va a la perfección también con el bacalao, el cual también ofrece un resultado único, tanto en textura como en sabor, con la costra de alioli. Para preparar esta costra, en este caso, se debe pasar el pescado por la sartén con un poco de ajo.

Cuando ya esté hecho se cubre con una capa de alioli, que se puede coronar con un poco de pan rallado o frutos secos picados, y se mete a gratinar unos cinco minutos. En este caso, lo mejor es ir controlando en qué momento está bien dorado y sacarlo del horno.

Una costra de pescado para comerse hasta la raspa

Existe otra costra con la que el pescado queda de probar y repetir. Muy polivalente, ya que casa a las mil maravillas con todo tipo de pescados, la costra de verduritas y parmesano es ya de nivel experto. Se cortan en trozos muy pequeños y saltean pimientos rojos, zanahoria y calabacín. Cuando las verduras empiecen a estar pochadas, se añade un poco de harina, leche, sal, pimienta y un toque de nuez moscada; y se va ligando hasta conseguir una bechamel de verduras.

Una vez lista basta con dejarla enfriar, cubrir los lomos de pescado y espolvorearles parmesano en polvo por encima. Cuando el pescado esté listo, se le dan 10 minutos de gratinado o de fuego solo por arriba y listo.