Trinkete Borda

Iñaki Hernández, jefe de la parrilla y asador, domina la brasa con maestría [Foto: diariovasco.com]

Trinkete Borda

El sabor de nuestra tierra, en plena naturaleza

Sus pescados y carnes a la parrilla son los mejores representantes de los aromas de la tradición vasca

diariovasco.com | 03/09/2018 |

Hace tan solo algunos meses, el 15 de mayo, el Asador Trinkete Borda cumplió 29 años de vida. Un buen momento para echar la vista atrás, recapitular y recordar de dónde vienen y a dónde van. El de este ya emblemático asador es un camino largo en el que sus pilares, propuesta y razón de ser están muy claros y se han mantenido desde el principio de sus días hasta hoy.

Las alcachofas son uno de los entrantes estrella cuando es temporada

Como explica Iñaki Hernández, jefe de la parrilla y del asador, «después de tanto tiempo, seguimos siendo fieles a tres bases: la excelencia en el producto, el esfuerzo diario para mejorar y la fidelidad a la cocina de siempre». Claves que no hay más que cruzar las puertas del asador para descubrir.

Situado entre las montañas, cerca de la localidad costera de Hondarribia, se esconde este restaurante en el que se puede disfrutar de una buena comida mientras se respira aire puro, en medio de la naturaleza y con unas vistas únicas. Se trata de un rincón acogedor en el que les gusta hacer que quienes les visitan se sientan como en casa.

En su zona de mesas exterior se puede disfrutar de una tranquilidad absoluta mientras se toma algo. En su interior, la amplia cristalera que recorre el comedor aporta una gran luminosidad, que se funde con la ambientación tradicional, consiguiendo una atmósfera muy agradable y familiar. 

Mimo en la carta

Por su parte, la carta es el reflejo del mimo con el que hacen las cosas, compuesta por una esmerada selección de productos de la tierra y de temporada. En su cocina respetan al máximo los ritmos que marca cada alimento para ofrecer la mejor versión de cada uno de ellos. Y, de esta forma, con la sencillez por bandera, se esfuerzan por tocar lo mínimo posible cada pieza para que todo tenga su gusto original, sin enmascarar ni cubrir sabores.

La txuleta de viejo es su plato estrella, aunque los productos propios de cada época del año no se quedan atrás. La alcachofa es uno de sus entrantes más conocidos, ya sea en su versión frita, salteadas, en tortilla… Aunque los hongos, los pimientos, las guindillas o el tomate no tienen nada que envidiarles.

Además, el restaurante cuenta con una huerta propia, por lo que conocen perfectamente los productos con los que trabajan desde que éstos reciben los primeros rayos de sol.

A la parrilla

Pero si algo hace que el nombre del asador atraviese fronteras es su arte con las brasas. Con Iñaki, galardonado parrillero, al mando de las mismas, éstas se han convertido en las grandes protagonistas de su propuesta gastronómica.

Trinkete Borda se ha colado entre las cinco mejores txuletas de Gipuzkoa

Pescados que llegan cada día a las costas guipuzcoanas van a parar a sus manos, como el besugo, la merluza y el rodaballo, preparados a la brasa, son algunas de sus propuestas habituales.

Aunque si algo miman desde que nacen son los animales de los que obtienen sus piezas de carne: su costilla de ternera o su afamada txuleta. Sus vacas kobe, con certificado de autenticidad, son criadas en sus pastos de Hondarribia, lo que les ha convertido en un referente de txuletas de wagyu. 

Precisamente, su saber hacer con las brasas ha llevado al asador a alzarse con diversos reconocimientos. Ya en 2012, su equipo se hizo, entre otros, con el Collar de Oro, el Diploma Internacional ‘Club des Fourchettes de la Côte Basque’, el Primer Premio del II Campeonato del País Vasco y Navarra de Parrilleros Profesionales o el de Mejor Asador de Gipuzkoa.

Al año siguiente, el restaurante fue seleccionado en la Guía Repsol y en 2014 se hizo con el 2º premio de Más Gastronomía por sus 25 años deleitando a la gente con la parrilla. En 2015 consiguieron el certificado de excelencia de Trip Advisor. Y, más recientemente, en 2017, vivieron un gran año, colándose entre las 30 mejores txuletas de Las Vegas a Tokio, según la revista Bloomberg, de Estados Unidos. Además, ese mismo año, sus txuletas se colaron entre las cinco mejores de Gipuzkoa según ‘La mejor chuleta de Bilbao’.

Pero no todo se reduce a su parrilla. Su carta va mucho más allá y en ella se pueden encontrar más cuidadas preparaciones de carne y pescado, como el carpaccio de wagyu o las diferentes recetas de bacalao.

En definitiva, una variada propuesta entre la que cuesta decidirse desde el entrante hasta el postre, ya que ofrecen un delicioso y dulce final, como su tarta de queso gratinada, por la que son muchos los que van y repiten.