Frascati vino blanco italiano

El frascati es un vino blanco italiano [Foto: diariovasco.com]

También diversión

Frascati, el vino blanco italiano

La primera vez que uno escucha esta palabra puede pensar que se ha hecho un derivado facilón de la palabra ‘frasco’ e incluso designar a un vino peleón. Está un poco descaminado pero tiene que ver con el vino, y también con la diversión. Italia y Francia en las dos versiones.

diariovasco.com | 22/02/2016 |

Con el nombre de ‘frascati’ es conocido un vino blanco italiano cuyas vides se cultivan en los alrededores desde el tiempo de los romanos, siendo también popular durante la Edad Media. Vino blanco realizado con uva Malvasía en un 70% y sobre unos doce grados alcohólicos. Además, Frascati es una localidad italiana que se encuentra a unos veinte kilómetros de Roma, en la zona del Lazio.

Frascati es un vino blanco realizado con uva Malvasía en un 70%. También es una localidad italiana y fue un famoso local parisino

Durante tiempo fue considerado un vino de clases populares, aunque en los últimos veinte años los productores han realizado grandes esfuerzos para mejorar la calidad del mismo, obteniendo buenos resultados de venta, sobre todo en la exportación.

Ha sido llamado también el “vino de los papas” ya que Frascati, como localidad, ha estado siempre vinculada a dicho estamento por medio de las villas que se construían los máximos responsables de la Iglesia como familiares y la corte papal. También la aristocracia se construyó grandes villas.

Por otro lado, y a muchos kilómetros de distancia, concretamente en París, Frascati era el nombre que tenía un establecimiento que se puso de moda entre las élites parisinas y que se encontraba entre la rue de Richelieu y el Boulevard des Italiens. El propietario era un napolitano apellidado Garchi.

Local de moda en París

Junto a otro existente no muy lejos y denominado Tívoli, Frascati era el centro de reunión de los elegantes en la primera década de 1800. Un viajero inglés, John Gustavus Lemaistre, publicó en 1803 “Rough sketch of Modern Paris”, en el que explicaba que el establecimiento era una larga casa con un pequeño jardín y los interiores pintados con paisajes italianos, estando el jardín iluminado toda la noche.

“La moda es llegar aquí a las diez. El divertimento consiste en andar, charlar con los amigos, comer helados y pasteles y beber té o limonada. La venta de estos artículos constituyen todos los beneficios del dueño, ya que no se paga entrada”, describía.

Más adelante indica que “es un tipo de casa de café y, sin embargo, el olor a brandy, gin y ron es frecuente en damas y caballeros. Pensé, la primera vez, que las mujeres eran de una ‘certain description’, pero estaba equivocado. Estaban las más respetables damas de París”.