Recetas con sidra

El chorizo, una clásica receta con sidra [Foto: diaariovasco.com]

Recetas

Platos maestros con sidra

Aunque sea archiconocida por la práctica del txotx, la sidra no escapa al encanto de los fogones y ofrece auténticos platos maestros de platos de carne, pescado e incluso verdura.

diariovasco.com | 16/02/2016 |

La sidra da mucho juego en la cocina y hay muchas recetas que la tienen como ingrediente. Este zumo de manzana fermentada no solo es la estrella de todas las sagardotegis, ya que cuenta además con una larga lista de platos típicos en los que su chorrito representa el toque maestro.

Pescados, carnes, verduras e incluso postres tienen recetas con la sidra como aliada ideal

Una de las más reconocidas es el chorizo a la sidra. Esta cazuelita procede de Asturias, aunque ya se ha convertido en una tapa habitual de los bares de todo el país. Originalmente se elaboraba con sidra asturiana, la cual tiene un gusto más dulce que la vasca, y con chorizo también asturiano, curado al humo y asado antes de ser cortado en rodajas para cocerse en la sidra. Aunque dado que la receta se ha expandido por todo el país, cualquier sidra y chorizo son válidos para su elaboración.

La merluza a la sidra es también todo un clásico. Parece ser que la meluza es el pescado que mejor casa con esta bebida, ya que existen infinidad de recetas diferentes que incluyen a ambas. Asturias, una de las cunas de esta bebida, tiene su propia receta tradicional de merluza a la sidra. En ella se incluye cebolla, ajo, almejas, sidra natural, perejil picado, pimienta, harina, sal, y para lo que quieran aportar un toque más atrevido guindilla y gambas.

Esta es una de las recetas más extendidas, aunque la merluza  también se prepara rellena de jamón serrano, queso y pimiento de piquillo. Esta última se elabora al horno con un chorrito de aceite y otro de sidra, sal y pimienta.

El pollo, también con sidra

Un plato muy conocido de carne que brilla por la bebida es el pollo a la cerveza; aunque el pollo  resulta todo un acierto también elaborado con sidra. Esta receta proveniente también del norte, y es muy sencilla.

No tiene más misterio que salpimentar el pollo y ponerlo en una olla con aceite; pochar las verduras que se quiera, se suele hacer con cebolla, pimiento verde y pimiento rojo, y añadir tomate frito cuando las verduras estén listas. Echar un chorro de brandy y flambear, y finalmente añadir todo al pollo y echarle la sidra, dejando que el pollo se acabe de hacer en este caldo. Y si se quiere, cuando está casi terminado, se añaden gajos de manzana; para acompañar el pollo, a la hora de emplatarlo junto con las patatas fritas.

Y si no se quiere arriesgar un plato entero, se puede realizar una salsa que queda perfecta con pescados, elaborada con sidra, nata, popurrí de pimienta, sal y hojas de cilantro.