Crudités

Los crudités son una forma simple y muy saludable de disfrutar de la verdura [Foto: diariovasco.com]

Cocina saludable

Crudités, la magia de comer verduras crudas

Una de las tantas maravillas de la gastronomía francesa son los crudités, el arte de comer verduras crudas de forma sencilla, rápida, sana y, sobre todo, sabrosa. Su simplicidad no quita para que se hayan convertido en uno de los mejores aperitivos previos a hincarle el diente a un menú más extenso

diariovasco.com | 01/12/2017 |

¿Qué son los crudités? Quizás no conozcas el término pero seguro que su apariencia te es familiar. Palitos de verduras crudas, normalmente acompañados por unas salsas, que suelen entrar en juego como uno de los aperitivos más apetecibles para cualquier paladar.

Los crudités es una forma de comer verdura sencilla, rápida y, sobre todo, saludable

Esta forma de comer verduras, cuyo origen está en la gastronomía francesa, presume de ser simple, sencilla, rápida y, sobre todo, saludable. Basta con trocear diferentes verduras en forma de palitos y acompañar esta mezcla con salsas que las hagan todavía más suculentas.

La zanahoria, el pepino o el espárrago son tres ejemplos de verduras que se pueden trocear y comer crudas sin reparos. La combinación de colores entra por los ojos y la mezcla de sabores no desentona en la boca.

Una idea que hay que siempre presente es el hecho de que los crudités se comen normalmente con las manos, por lo que los cortes y el tamaño deben ser acordes a esta circunstancia.

Las salsas son el otro elemento fundamental de esta elaboración, siendo la de yogur una de las más comunes pero no la única. Otras opciones pueden ser las salsas de patés vegetales, hummus o pesto rojo.

Crudités, un aperitivo fresco, ligero y muy saludable

Los crudités son ideales para preparar un aperitivo ligero y mejorar la impresión que los más reacios a las verduras puedan tener, ya que la presentación es muy vistosa y potente.

Por otro lado, consumir verduras crudas tiene efectos positivos para la salud, ya que estimulan el apetito y preparan el cuerpo para una mejor digestión, teniendo en cuenta que son la antesala de una comida.

De hecho, los crudités son buenos para eliminar el estreñimiento, regulan el flujo intestinal y fortalecen el sistema inmunitario, manteniendo altas las defensas. El funcionamiento de los riñones y el hígado también se ven beneficiados.

Además, el hecho de comer las verduras supone una alegría para los sentidos, ya que se percibe su aroma natural, el color original y el crujido de masticar las hortalizas en su estado primitivo.




sukaldaTU por Ainara López