Programa A Mesa Puesta

Los presentadores de A Mesa Puesta, en Kukuarri, una de los lugares visitados. [Foto: diariovasco.com]

En Teledonosti

A Mesa Puesta, entre grandes descubrimientos y merecidos reconocimientos

El programa acerca a los telespectadores interesantes novedades, a la vez que nos hace recordar grandes clásicos

diariovasco.com | 17/11/2017 |

A Mesa Puesta ha querido hacer un interesante recorrido gastronómico por establecimientos donostiarras en el que se combinan sorprendentes novedades con clásicos de la escena culinaria de la ciudad. Presentado por Javier Yurrita, con la colaboración también de Sorkunde Irazu y Ainhoa Velasco, esta entrega pone en valor a esos establecimientos que combinan su buen hacer con un producto de primera.

Se pone en valor la oferta gastronómica de El Antiguo y su entorno

Y aunque el programa transcurre sobre todo en la zona de Igara y El Antiguo, comienza en el clásico Avenida XXI y, como no podía ser de otra manera, lo hace con un desayuno. En su interior y en su moderna terraza se pueden tomar desayunos dulces o salados, entre los que destacan el croissant a la plancha con mermelada, las tortitas y las tostadas con aceite, tomate y jamón. Los menús al mediodía y las meriendas son otros de sus puntos fuertes.

Y de un clásico a otro, aunque ya en El Antiguo. En la zona de Lorea, más concretamente. Allí está el Teresatxo, un establecimiento que cumple 60 años y que es muy versátil. En él se puede disfrutar desde primera hora del día hasta entrada la madrugada. Desayunos, pintxos, comidas, meriendas, cenas, una buena copa… La tortilla de patata sigue siendo muy famosa, así como el cordero lechal asado de los domingos o sus tablas ibéricas de Guijuelo.

Sidrería urbana

Muy cerca de allí, en la entrada a Igara, está Txinparta. Esta sidrería urbana es uno de los restaurante del grupo liderado por la Sidrería Saizar, que afronta la nueva temporada de sidra con mucha ilusión por la calidad de su sagardoa. Como no podía ser de otra forma, la txuleta, de vaca y del proveedor Discarlux, es una de las reinas del Txinparta, pero la tortilla de bacalao, el bacalao frito, los pescados a la parrilla o el jamón de Isaro son otros de sus atractivos. Para acompañar cualquiera de estos platos, nada como un Viña Beronia.

El toque dulce viene  de la mano de Gaztelo y de los desayunos de Avenida XXI 

El Kukuarri, restaurante del NH Collection Aránzazu, vive un momento muy dulce con Martín Aristondo al frente de los fogones. En su espacio gastronómico, los comensales donostiarras son mayoría, por lo que Kukuarri es ya una opción más en un lugar exigente como es El Antiguo. Ofrecen pintxos y raciones, así como una carta en la que el foco principal está en el producto. Su éxito se va a trasladar también a bodas y otro tipo de eventos relacionados con los negocios. Y, como al Kukuarri no le falta de nada, tienen una completa carta de cócteles de autor con el que sorprenden a sus clientes.

Otro establecimiento que va a dar mucho que hablar es Mamistegi. Puede que sus croquetas de jamón sean las mejores de Donostia, pero este nuevo restaurante del Paseo Oriamendi es mucho más; tienen platos muy bien confeccionados, con una carta que cambia cada tres meses y en la que ahora no faltan las pochas tardías –se acompañan de bogavante- o las setas, así como las verduras de invierno o la caza. Se preocupan por tener el producto en el momento más álgido de la temporada y eso siempre es garantía de éxito.

De toda la vida

Y de una novedad a uno de los grandes clásicos donostiarras: Portuetxe. Llevan 35 años con una parrilla en la que bordan un producto siempre de primer nivel. Es uno de esos lugares en los que el cliente sabe que siempre comerá bien. La txuleta Premium de Cárnicas Goya y sus pescados del día son algunos de sus grandes reclamos, pero sus txipirones pelaio o sus hongos forman también parte de sus imprescindibles. Su carta de vinos se ha diversificado en cuanto a procedencias, pero siguen manteniendo a Txomin Etxaniz como su txakoli de cabecera.

Este A Mesa Puesta debía tener también su toque dulce, que viene en esta ocasión de la mano de Gaztelo. En Urnieta y en El Antiguo, ofrecen hasta 25 tartas diferentes. Aprendieron de Paco Torreblanca y en Akelarre, por lo que sus productos son de mucho nivel. La de frutas exóticas, con su hojaldre, crema y nata, siempre gusta mucho, pero la llegada del frío también es una excusa perfecta para tomarse una taza de  chocolate caliente.

Este ‘tour’ gastronómico de A Mesa Puesta termina en Eme Be Garrote, el restaurante de Martín Berasategui en el que fuera el caserío de la familia Urkiola en Igara. Allí prueban la morcilla de Olano, campeona una vez más en Beasain, mientras hacen balance de los cuatro años de andadura de este restaurante. Su cocina fusiona lo más innovador con lo más arraigado en un lugar que está basado en los orígenes de Berasategui con una carta que propone diferentes estilos a unos precios más bien comedidos.  

Si se perdió el estreno del programa el pasado  jueves, puede verlo en la web de Teledonosti. Está ya disponible en www.teledonosti.tv.




sukaldaTU por Ainara López