Uso bicarbonato cocina

El uso del bicarbonato en la cocina nos puede ayudar en diferentes recetas. [Foto: diariovasco.com]

Alimentación

El bicarbonato, nuestro aliado en la cocina

A pesar de que muchos piensan que el bicarbonato de sodio sobre todo tiene usos dentro de los campos de la medicina, la cosmética y la limpieza doméstica, también puede ser un gran aliado de la cocina

diariovasco.com | 26/09/2017 |

Si sabemos cómo usarlo, el bicarbonato de sodio puede ser uno de nuestros grandes aliados en la cocina. Utilizado en su justa medida, nos puede ayudar a acelerar algunos procesos y realiza de una forma más eficaz algunas labores entre fogones.

El bicarbonato de sodio es un compuesto sólido cristalino de color blanco, con un ligero sabor alcalino que se puede encontrar como mineral en la naturaleza o se puede producir artificialmente. Por sus propiedades y sus beneficios, se suele usar con frecuencia en otros campos fuera de la cocina, pero en los últimos años se ha empezado utilizar con frecuencia este producto para resaltar las propiedades de los alimentos.

Además, es una sustancia segura para las personas e inocuo para el medio ambiente. También es un ingrediente muy barato que se encuentra disponible en cualquier supermercado.

El bicarbonato de sodio puede ser uno de nuestros grandes aliados en la cocina

El bicarbonato es una sustancia ideal para lavar la fruta y la verdura. Estos alimentos contienen fibras, vitaminas y sales minerales beneficiosas para el organismo. Según los médicos, es aconsejable consumir la fruta y las verduras sin pelarlas, pero lavándolas de forma exhaustiva, algo a lo que el bicarbonato nos ayudará, teniendo en cuenta que el agua no es suficiente para remover las impurezas de su superficie.

La mezcla entre el bicarbonato de sodio y agua es, sin duda, la única opción capaz de eliminar el doble de residuos y sustancias nocivas de su piel. Además, su forma de uso es muy sencilla: basta con dejar la fruta o la verdura en remojo en agua con bicarbonato por 10 minutos y luego enjuagarla.

Efecto levadura  

Una de sus reacciones cuando se calienta o se mezcla con otras sustancias ácidas, como el yogur, el limón y el vinagre, entre otras, desprende dióxido de carbono, ayudando a la masa a que se eleve y por tanto su resultado sea el de efecto levadura.

Además, puede actuar como neutralizador de la acidez de la salsa de tomate. En muchas ocasiones, a la hora de preparar salsa de tomate, el resultado suele ser un tanto ácido, pero para suavizarlo basta con agregar un poco de bicarbonato a la salsa antes de terminar su cocción.

Esta sustancia se utiliza también para ablandar la carne dura. Para ello, hay que introducir la carne en el interior de una cazuela con agua y añadirle bicarbonato. Dejarlo reposar dos horas en el frigorífico y enjuagar bien la carne antes de cocinarla. 

Y, por último, un truco que no muchos conocen pero tremendamente eficaz: una pizca de bicarbonato reducirá enormemente el tiempo necesario para pochar y caramelizar la cebolla.




sukaldaTU por Ainara López