Formas de preparar pollo

Hay formas de preparar el pollo tan sencillas como diferenres a las habituales [Foto: diariovasco.com]

Alternativas en la cocina

Tres formas de preparar un pollo diferente, de forma rápida

Existen un montón de formas de preparar el pollo con las que conseguir un resultado muy logrado sin tardar horas

diariovasco.com | 15/09/2017 |

Se puede preparar pollo de mil formas diferentes sin ser un experto en los fogones. Y es que a veces ese toque de gracia para nuestros platos está mucho más cerca de lo que pensamos. De hecho, una manzana o una lata de refresco de cola o cerveza pueden convertir unas simples pechugas en un plato que rebañar hasta quedarse sin pan.

El pollo a la cerveza o a la cola, dos formas de preparar el pollo de forma sabrosa y fácil

Pechugas de pollo, muslos o alitas son un clásico en el frigorífico de cualquier hogar, siempre listos para sacarnos de un apuro. La cuestión es que a la hora de prepararlos siempre tiramos de las mismas recetas, creyendo que es lo más sencillo, cuando no tiene por qué ser así. Las patatas fritas o el huevo frito pueden guardarse para otro plato si le echamos un poco de ingenio.

Por ejemplo, una exquisita forma de preparar los muslos de pollo es con manzana y refresco de cola. El resultado es realmente buenísimo y no tiene ningún misterio. Es tan sencillo como poner en una olla una cebolla entera con aceite a fuego bajo, añadir la manzana pelada y partida por la mitad, y cuando hayan cogido buen color añadir el pollo y dejar que se vaya haciendo mientras añadimos el refresco.

Una vez esté listo y bien salpimentado tendremos una rica receta. En este caso, se puede pasar por la cebolla por la batidora, junto con la manzana y un poco de la salsa, para terminar de ligarlo con la salsa de refresco, o si se prefiere, simplemente apartar ambos alimentos.

Otra forma buenísima y muy socorrida para aquellos que siempre tienen cerveza a mano es la de pollo a la cerveza. Los ingredientes en este tipo de preparación son susceptibles de cambio, ya que añadir o no cebolla depende del gusto de cada uno, aunque el resultado varía sobremanera.

En todo caso, para preparar pollo a la cerveza lo único que necesitamos es encender los fogones a fuego lento, poner el pollo y añadir la cerveza, dejando que el alcohol se vaya quemando y el pollo vaya cogiendo todo el sabor. Si el sabor a cerveza es demasiado intenso se puede rebajar con un poco de agua.

Apuesta por la miel para preparar pollo

La miel es uno de esos alimentos habituales en la despensa, que rara vez se tocan si no es para acompañar lácteos o infusiones, pero lo cierto es que en las preparaciones saladas la miel aporta un toque único y exótico, digno de cualquier buen restaurante.

Este es el caso de pollo con miel y mostaza, una preparación muy conocida y sencilla de hacer. El procedimiento es similar al resto de preparaciones, ya que el único misterio de estos platos es el fuego lento para que las salsas liguen bien y el pollo coja el sabor.

En este caso se puede dorar primero el pollo para añadir la salsa de miel y mostaza y dejarlo un rato al calor para coger el sabor. Para hacer la salsa más ligera es recomendable añadir un poco de agua.




sukaldaTU por Ainara López