Limonada casera y alternativa

La limonada casera tradicional y las alternativas son igual de refrescantes [Foto: diariovasco.com]

Refrescante

Alternativas a la limonada tradicional casera

La limonada es una bebida sencilla de preparar en casa y muy sana. Además, si estamos aburridos de su versión más tradicional, podremos preparar algunas recetas alternativas y muy sabrosas

diariovasco.com | 05/09/2017 |

La limonada casera y sus diferentes versiones son el clásico refresco natural y sano para sosegar la sed, siendo a su vez, fácil y rápida de preparar. Sus ingredientes son sencillos de encontrar en cualquier frutería o supermercado, pero todo depende del gusto del consumidor y del tipo de limonada que queramos preparar.

La limonada casera más tradicional admite también algunas versiones más alternativas e igual de sabrosas y refrescantes

La limonada casera original es una bebida a base de limón, agua y azúcar que a lo largo de los siglos ha ido evolucionando y han nacido nuevas alternativas. Debemos tener en cuenta que no hay una receta única y las proporciones de su preparación  quedan en manos de la persona que lo prepare.

La limonada casera más tradicional admite dos formas de preparación, ya que se puede elaborar con azúcar al estilo americano o con otro edulcorante natural. Para realizar la receta americana tenemos que hacer un jarabe mezclando el agua y el azúcar hasta conseguir que esté homogéneo y no queden cristales de azúcar por el vaso.

El jarabe se prepara poniendo a calentar el agua con el azúcar en una cacerola a fuego lento y removiéndolo hasta disolver el azúcar. Después, tenemos que dejarlo enfriar y mezclarlo con el zumo de limón y lima. Para finalizar, le añadimos hielo picado al refresco y como decoración se sirve con hojas de menta.

Si preferimos utilizar un edulcorante más sano y menos calórico que el azúcar, su preparación es mucho más sencilla: basta con mezclar la miel, el sirope, el agave o el producto que hayamos elegido, con el zumo de limones y limas y el agua, agitarlo todo bien, añadirle cubitos o hielo picado y servirlo con hojas de menta fresca.

Recetas alternativas

La limonada es una bebida milenaria que su consumo se registró por primera en la época de los egipcios. Desde entonces hasta la sociedad actual esta receta ha evolucionado y han surgido nuevas alternativas más refrescantes, saludables y originales.

Por ejemplo, se puede preparar una limonada con menta y jengibre, que será un refresco muy saludable y con un sabor nuevo y refrescante; pero también una limonada salada con la que sorprender a los sentidos. En este caso los ingredientes para realizar esta receta son los mismos que la original pero añadiéndole una pizca de sirope y de vodka. En la preparación, el sirope se mezcla con el azúcar y el agua, para después mezclar todos los componentes en la coctelera.

También podemos buscar una versión más exótica, como es la limonada con kiwi, una curiosa combinación de sabores en el paladar. Por un lado, debemos preparar el zumo de limón, y por otro, pelar el kiwi y cortarlo en rebanadas. Por último, bastará con mezclar todo en la licuadora y servirlo con hielos.




sukaldaTU por Ainara López