Bollos berlinesas

Las berlinesas, unos bollos con origen en Alemania que traspasa fronteras [Foto: diariovasco.com]

Diversas versiones

La berlinesa, un bollo que traspasa fronteras

Este bollo redondo, frito y relleno de mermelada o algún tipo de crema tiene su origen en la ciudad alemana y tiene versiones en otros países del mundo

diariovasco.com | 19/05/2016 |

La berlinesa es uno de los bollos más internacionales. Se trata de un bollo redondo de masa dulce frita en aceite y que se suele rellenar de mermelada o alguna clase de crema.

La berlinesa es muy frecuente en Sudamérica y no es opuesta tampoco a nuestras preciadas ‘bombas’

Normalmente, sus ingredientes son harina, leche, azúcar, manteca, huevo, levadura, esencia de vainilla, ralladura de limón y sal, además del relleno por el que se opte. Una vez ya frita, se suele espolvorear con azúcar glas. En algunas zonas de Alemania, se suele hacer en el horno.

Aunque en otros lugares se suelen encontrar durante todo el año, las berlinesas se suelen elaborar en Alemania en Nochevieja y Carnaval. Además, es una broma muy extendida rellenar las berlinesas de mostaza.

Su origen está en Alemania, más concretamente en Berlín, pero por la emigración se puede encontrar hoy en día en muchos países del mundo. Cuenta la leyenda que en 1756 un pastelero berlinés quería servir a Federico el Grande como artillero pero por algunos problemas de salud no era apto para ello. El Rey le convirtió en panadero del regimiento y éste, como agradecimiento, inventó estos bollos con forma de bola de cañón.

En este mismo sentido, las berlinesas estarían estrechamente relacionadas con las famosas bombas que se pueden encontrar en muchas localidades de Gipuzkoa. Rellenas de crema o nata, representan un concepto muy similar al de las berlinesas.

Las berlinesas, muy habituales en Sudamérica

El pueblo alemán emigró con mucha frecuencia a lo largo del siglo XX y fruto de ello las berlinesas se extendieron a lo largo y ancho del mundo. En Latinoamérica han arraigado tanto que en ocasiones se ha llegado a olvidar su origen alemán.

En Uruguay y Argentina se llaman ‘bolas de fraile’ y, como no podía ser de otra manera, se rellenan en ocasiones de dulce de leche. El membrillo o la crema pastelera son otros rellenos habituales de unos bollos que se desayunan con mate.

En Chile, mientras tanto, es muy frecuente que se hagan en el horno en vez de fritas. Se llaman ‘berlín’ y normalmente se rellenan de mermeladas típicas de Chile, como son las de durazno, damasco o ciruela.

En Paraguay se les llama bollos y se asemejan mucho a la receta más tradicional, mientras que en Venezuela se llaman, como por estos lares, ‘bombas’y se rellenan de crema pastelera.




sukaldaTU por Ainara López