Diferencia zumo néctar fruta

Existen algunas diferencias entre el zumo de frutas y el néctar de frutas. [Foto: diariovasco.com]

Alimentación

Zumos de fruta y néctares, ¿en qué se diferencian?

Muchas personas no conocen la diferencia entre los zumos de fruta y los néctares, que cuentan con un proceso elaboración distinto

diariovasco.com | 27/02/2018 |

En el mercado se pueden adquirir diferentes zumos y néctares de frutas. Sin embargo, existe cierto desconocimiento general en cuanto a las diferencias de uno y otro producto.

La diferencia fundamental entre el zumo y el néctar está en el proceso de elaboración

Aunque en ambos casos suponga la ingesta de nutrientes ricos para el organismo, lo que separa a uno del otro es fundamentalmente el proceso de elaboración; mientras que el zumo natural se obtiene a partir de procedimientos mecánicos o físicos habituales, el líquido de los néctares se consigue al reconstruir con agua el zumo de frutas previamente concentrado.

El zumo de fruta, por tanto, es resultado del aprovechamiento de las partes comestibles de frutas sanas y maduras, frescas y conservadas. El zumo de fruta se obtiene gracias a un proceso de presión y pasteurización de la fruta sana y madura, que no contiene más azúcares añadidos que los presentes en la propia fruta de forma natural. Si queremos obtener zumos de fruta a partir de concentrado, una vez elaborado el zumo por presión, éste se concentra mediante evaporación del agua, con el fin de facilitar su almacenamiento y transporte. 

Respecto a los beneficios, la vitamina C que aportan los zumos está relacionada con la reducción del cansancio y la fatiga y tiene un papel fundamental en la absorción de hierro. De la misma manera, tienen provitamina A, importante para la vista, la piel, las mucosas sanas y para el crecimiento óseo.

El néctar, a partir del zumo

Por su lado, los néctares se elaboran a partir de zumo añadiéndole una dosis agua, con o sin azúcar o edulcorante. Por normativa, al menos el 50% del producto debe ser zumo natural, y muchas veces la necesidad de añadir azúcar es para lograr que el sabor sea agradable al paladar, especialmente cuando en estado natural el sabor esté demasiado concentrado o resulte ácido. El néctar permite consumir frutas con mucha pulpa como el plátano, el albaricoque o el melocotón o frutas ácidas como los frutos rojos o el limón.

Aunque es verdad que la falta de tiempo o de disponibilidad de fruta para exprimir hace que optemos por comprar zumos ya exprimidos, en este caso suele ser recomendable preparar néctares caseros en lugar de comprarlos, ya que de esta manera se aprovechan mejor sus propiedades, pues uno recién preparado contiene todas las propiedades de la fruta. De hacerlo, ganaremos sin duda alguna en sabor, valor nutricional y precio del producto.

 




sukaldaTU por Ainara López