Alimentos que nos ponen nerviosos

La sal es uno de esos alimentos que nos ponen nerviosos [Foto: diariovasco.com]

Salud

¿Qué alimentos nos ponen más nerviosos?

Existen alimentos que nos ponen nerviosos sin que nos demos cuenta. Si quieres vivir más relajado o saber por qué nos afectan, debes evitar un consumo excesivo de ellos

diariovasco.com | 17/02/2017 |

En nuestra dieta habitual podemos encontrar varios alimentos que nos ponen nerviosos, llevando nuestro ritmo vital a un estado acelerado. Esto está muy bien si nuestro objetivo es precisamente mantenernos con un buen chute de energía y alerta, pero lo cierto es que si los tomamos sin reparar en ello, podemos caer en un estado de ansiedad cuya fuente desconoceremos, dificultando así hacerle frente.

El café y la sal son alimentos que nos ponen nerviosos si no controlamos su consumo

Hay alimentos que nos ponen nerviosos y nos aprovechamos de ello, como es el caso del café. Pero, ¿qué efecto ejerce el café en nuestro organismo? Por todos es sabido que la responsable de que el café nos active es la cafeína, aunque desconocemos su forma de actuar.

Esta sustancia estimula la creación de serotonina de nuestro organismo, hormona encargada de mantenernos alerta. La cuestión es que favorecer su producción de forma intencionada y puntual nos puede ayudar, pero de tener lugar de forma descontrolada y constante nos puede llevar a padecer cuadros de ansiedad al dificultar nuestra relajación. Además, el exceso de cafeína en nuestro cuerpo dificulta la asimilación de la vitamina B1, anti estrés por excelencia.

En este aspecto se debe tener especial cuidado a la hora de consumir refrescos, ya que suponen también un gran aporte de cafeína y tendemos a no reparar en ello de igual modo que con el café.

La sal, un alimento nos pone nerviosos

Presente en la mayoría de los alimentos que nos llevamos a la boca, la sal es una sustancia que debemos tener en el punto de mira y no solo a la hora de controlar nuestro peso.

Una dosis elevada de sal en nuestro organismo puede aumentar la presión arterial, así como el ritmo sanguíneo, acelerándolo y dificultando una situación de calma y reposo en nuestro cuerpo. De hecho, el sodio dificulta la absorción de potasio, mineral indispensable para un buen funcionamiento del sistema nervioso.

En todo caso, tanto el café como la sal han demostrado también representar una fuente de beneficios para nuestra salud en otros aspectos, por lo que lo recomendable es consumirlos pero de forma moderada y siendo conscientes de los efectos que producen en nuestra salud.




sukaldaTU por Ainara López