Recetas de brocheta

Una brocheta puede dar lugar a espectaculares recetas [Foto: diariovasco.com]

Comida ensartada

Añade estas brochetas a tus cenas y recetas

Las brochetas dan lugar a muchas recetas y composiciones; es la única comida que se presenta clavada en un pincho y nos abre un mundo de posibilidades

diariovasco.com | 08/02/2017 |

Las recetas de brocheta originales proceden del francés ‘brocchette’ que quiere decir ‘pincho o ‘ensartado’ y hacen referencia a cualquier comida que se sirva atravesada por un pincho o que sea susceptible de ser pinchada para untar en una fondue.

La brocheta de pulpo con patata, una gran versión de la receta del pulpo a la gallega

Siguiendo esta definición, se abre ante nosotros un mundo de posibilidades, a pesar de que si no es de carne con pimientos a la brasa o de fruta parece ser que en nuestra cultura cuesta concebir otro tipo de receta de brocheta. De hecho, no es que sea un plato muy utilizado, lo cual sorprende dada la comodidad que supone a la hora de comer.

Si reparamos un momento en ello, y teniendo en cuenta que una receta de brocheta puede llevar casi de todo, la brocheta es una gran opción de entrante en una cena con varias personas.

Sin ir más lejos, un plato que nos gusta disfrutar a menudo cuando nos juntamos para picar puede ser un pulpo a la gallega pero, ¿y si lo presentamos en brocheta? Ensartar varias piezas de pulpo, alternándolas con patatas, nos dará un entrante divertido a la vez que individualizado. De hecho, las recetas de brochetas marinas son todo un acierto, como es el caso de la clásica brocheta de rape con gambas, un éxito entre las cartas de pintxos de muchos locales.

Y es que aunque en nuestra cultura no sea una alternativa muy utilizada, lo cierto es que en destinos como Tailandia, muy de moda últimamente, las brochetas están a la orden del día. No son pocos los viajeros que vuelven hablando maravillas de la gastronomía local y del sabor de las brochetas. Parece ser que las brochetas de pollo con salsa de mostaza y miel no tardarán en aterrizar en las mejores cocinas de nuestro país.

Brochetas sin carne

Aunque la carne y los pescados sean los grandes protagonistas, las brochetas de verdura no tienen nada que envidiar. Podemos encontrar coloridos pinchos con pimientos asados, calabacín y cilantro, champiñones con aceite y ajito, o versiones frías, como la brocheta de queso fresco y tomates cherry partidos por la mitad, a la que también se puede añadir un poco de salmón ahumado.

Y si buscamos un dulce final, las brochetas de frutas son todo un acierto, sobre todo cuando contamos con una fuente de chocolate en la que mojar los pedazos de fruta.




sukaldaTU por Ainara López