Trucos para separar yema y clara

Existen varios trucos para separar la yema de la clara del huevo [Foto: diariovasco.com]

Consejos prácticos

Cuatro trucos para separar la yema de la clara

Hay veces que es necesario separar la yema del huevo de la clara para elaborar recetas, sobre todo en el caso de conocidos postres. Para los primerizos en este campo puede sonar complicado, aunque lo cierto es que existen diferentes trucos para conseguirlo sin que se rompa la yema.

diariovasco.com | 06/02/2017 |

Existen varios trucos para separar la yema de la clara del huevo, pero antes de escoger tu consejo favorito para ponerte manos a la obra, siempre es recomendable meter el huevo al frigorífico un rato, ya que es más difícil que se rompa la yema si está fría.

Un truco para separar la yema de la clara es utilizar una espumadera

El método más utilizado, normalmente, es separarlo con la simple ayuda de nuestros dedos. Para llevar a cabo esta técnica solo se necesita un recipiente o plato en el que queramos guardar la clara y otro para la yema. Basta con cascar el huevo sobre nuestra mano, separar levemente los dedos y dejar que la clara caiga sobre uno de los recipientes que hemos preparado. Deberemos realizar suaves movimientos giratorios para que se separe mejor. Una vez se hayan tengamos la yema lista, deslízala suavemente sobre el otro recipiente.

Muy conocido también es el método de separar la yema de la clara con la ayuda de las propias cáscaras. Al igual que en el caso de la separación de las manos necesitarás dos recipientes, uno para la yema y otro para la clara. Para este truco es fundamental cascar el huevo con cuidado de forma que consigamos dos mitades de cáscara lo más enteras posible. Con un movimiento suave y continuado, se debe ir pasando la yema de una cascara a otra, teniendo los bordes de las cáscaras casi pegados de forma que la clara vaya cayendo al recipiente que hayamos dispuesto debajo.

Otros trucos para separar la yema de la clara

Si con los trucos de siempre no te apañas bien, puedes recurrir a este tercero, que consiste en cascar el huevo sobre una espumadera de forma que la clara caiga por los agujeros.

Y si todavía no te convence ninguno de los consejos anteriores, la mejor opción en tu caso puede que sea probablemente comprar un separador. Este accesorio está pensado exclusivamente para esta tarea. Se trata de una especie de cuchara con algunos agujeros, en la que la único que hay que hacer es cascar el huevo dentro. Recuerda siempre poner un bol, taza o plato debajo para que caiga la clara.




sukaldaTU por Ainara López