Hojas de aloe vera

El aloe vera, también como alimento, nos aporta múltiples beneficios [Foto: diariovasco.com]

Salud

Los beneficios de comer aloe vera

Comer o beber aloe vera, la última moda. Los incontables beneficios del aloe vera por fin llegan a nuestra dieta para ayudar a nuestra salud y digestión.

diariovasco.com | 10/07/2017 |

El aloe vera ha saltado de las cremas y lociones a los alimentos y batidos para acercarnos sus bondades y contribuir a reforzar nuestras defensas o favorecer nuestro tránsito intestinal, entre muchos otros beneficios.

Si se tienen en cuenta, por ejemplo, las vitaminas y minerales que necesita nuestro cuerpo, está claro que el aloe vera se puede convertir en nuestro mejor aliado. El contenido de sus hojas cuenta con vitamina A, C, E, B1, B2 , B3, B6, B12 y ácido fólico. E incluye también minerales como el cromo, calcio, hierro o magnesio, entre otros.

El aloe vera es perfecto para mantener el tránsito intestinal en buen estado

Además de contener sustancias beneficiosas, la composición del aloe vera, rica en aminoácidos, contribuye a que nuestro cuerpo asimile y retenga las proteínas adquiridas en la ingesta de otros alimentos. Esta planta cuenta, nada más y nada menos, que con 22 aminoácidos, 8 de los cuales son indispensables en nuestro organismo.

Y por si fuera poco, el aloe vera aporta 3 tipos de esteroles vegetales, que contribuyen a la disminución de grasa en sangre, ayudan a combatir los síntomas de la alergia y contribuyen al tránsito intestinal.

De hecho, resulta curioso, pero el aloe vera es beneficioso tanto en caso de estreñimiento como de diarrea, ya que presenta propiedades reguladoras y calmantes. En líneas generales, ayuda a mantener una flora intestinal saludable, ya que contribuye a la limpieza del tracto digestivo.

Cómo ingerir aloe vera

No hace falta meterse durante horas a la cocina para descubrir nuevas recetas que elaborar con aloe vera, ya que cuando menos se trate el producto, como siempre, mejor.

En este aspecto, una buena forma de beneficiarse de todas sus propiedades es en batido. Para ello basta con pelar las ramas y triturar o licuar su contenido. Al presentar una consistencia más bien densa, lo mejor ir añadiendo agua para aligerar la mezcla hasta conseguir una textura a nuestro gusto.

Otra opción es la infusión de aloe vera, para lo que se corta una hoja en pedazos, previamente limpiada, y se hierve en agua para que suelte todo el contenido. Una vez se enfríe se retiran los residuos y se toma como cualquier otra infusión.

De hecho, un buen truco es pelar las hojas, hervir su contenido para obtener la infusión y en lugar de desechar la carne restante, triturarla para aprovecharla en batidos.

Hay quien incluye aloe vera también en aliños y aderezos para dar un toque diferente a las preparaciones, ya que cabe destacar que el sabor del aloe vera puede resultar poco menos que curioso para quien lo prueba por primera vez.




sukaldaTU por Ainara López