Cocina húngara

El gulash es la receta más conocida de la cocina húngara [Foto: diariovasco.com]

Gastronomía de Hungría

La húngara, una cocina con historia

¿Conoces la cocina húngara y sus principales especialidades? Y es que acerca el Carnaval y, con ese motivo, llegan a Gipuzkoa los caldereros de la Hungría.

diariovasco.com | 31/01/2018 |

La cocina húngara es uno de los mayores exponentes de la cultura magiar. Con más de mil años de historia, es rica en sabores y aromas, así como muy variada. El picante no suele faltar en unas recetas que tienen al gulash como plato más conocido.

La cocina húngara tiene el gulash como su receta más famosa. Los vinos húngaros, además, son de nivel

La cocina húngara tiene algunas características que la diferencian de cualquier otra. Por ejemplo, la manteca de cerdo se utiliza frecuentemente como sustituto del aceite, es decir, para freír a altas temperaturas. El pimentón y el pimiento son muy comunes en sus receta, así como la leche, el requesón y la crema agria. Entre las carnes, es el cerdo la que más se consume.

No obstante, el gulash, su receta más famosa, contiene carne de res. Se trata de una preparación muy extendida también a los países de su alrededor y consiste en una sopa o estofado con carne, cebolla, pimiento y pimentón como ingredientes principales. Es una receta humilde y sencilla de preparar, salvo por el tiempo de cocción que siempre exige la carne. Se suele acompañar de una ensalada de patata.

Resulta curioso saber también que el embutido más conocido en Hugría es el salami o ‘téliszalámi. Es una versión que se elabora desde 1883 de forma artesanal y que no se parece demasiado al italiano, al prepararse versiones con pimentón, salchichas ahumadas o mezcla de carnes de cerdo y ternera.

El pörkölt, una carne que se prepara con caldo de pimentón y se sirve junto con una pasta llamada tarhonya; o la halászlé, una sopa picante de pescado, son las otras dos preparaciones más extendidas.

En cuanto a los postres, la receta más conocida es la tarta Dobos. Fue inventada por un pastelero que con su apellido da el nombre a la receta y lleva diez capas de bizcocho y crema de chocolate, siendo éstas recubiertas de caramelo. Su origen está a finales del siglo XIX en la EXPO de Budapest.

Sorprendentes vinos

Los menos conocedores del mundo de la enología se sorprenderán al saber que los vinos húngaros tienen mucho prestigio por su calidad. Los caldos del Lago Batalón son los mejor valorados. Los vinos tinto de calidad suelen destacar por tener mucho cuerpo y envejecer bien, mientras que los blancos suelen ser de color brillante y muy dulzones.    




sukaldaTU por Ainara López