Trucos redondear croquetas

Conseguir croquetas perfectamente redondas es posible con algunos trucos [Foto: diariovasco.com]

Día internacional

Trucos para conseguir unas croquetas bien redondas

La croqueta celebra hoy, 16 de enero, su día internacional, y sus trucos más secretos salen a la luz para dar una segunda oportunidad a quienes todavía tienen problemas para conseguir que salgan con una forma perfecta

diariovasco.com | 16/01/2018 |

Hay miles de trucos para conseguir que las croquetas salgan con una forma redonda perfecta, aunque si no se tiene cuidado en el proceso es muy fácil cometer algún error. Hoy medio mundo celebra la invención de este codiciado manjar, que hace las delicias de mayores y pequeños sea cual sea el relleno o momento del día.

Para conseguir una croqueta perfectamente redonda, un buen truco es usar la cuchara de servir helado

Hay quien utiliza la excusa de que las prefiere irregulares o de que la forma no importa, pero la croqueta perfecta debe serlo por fuera y por dentro. Para conseguirlo, hay ciertos trucos que nos pueden venir de maravilla sin tener que esta horas redondeando la masa.

Lo primero para conseguir una forma perfecta es hacer una masa maleable, lo cual quiere decir que no debe ser un mazacote. Si nos gusta ese interior líquido perfecto, hay una forma de conseguir amasarla sin problemas: metiéndola al congelador.

Aunque suene extraño, se puede congelar la masa con la ayuda de unas cubiteras. Es tan sencillo como colocar papel film sobre estas y rellenar las cubiteras con la masa. Al ir a rebozarlas, tendremos una masa manejable, y cuando se caliente en la sartén volverá a tener esa textura líquida deliciosa.

Y si no se tienen tantas cubiteras, es tan fácil como hacer bolsitas de tamaño croqueta con el papel film.

Eso sí, hay que tener cuidado de no pasarse con el tiempo de congelación. Basta con conseguir que la masa esté manejable, así que si se han congelado demasiado, es recomendable dejarlas descongelando un rato.

Trucos para conseguir croquetas iguales

Pero si nuestro problema es que nos cuesta conseguir la forma perfecta o calcular la dosis para hacer todas iguales, hay varias formas. Un buen truco es utilizar la cuchara de servir helado, con la que podremos conseguir unidades perfectamente redondas sin pringarnos las manos ni perder tiempo.

Otra forma si nuestra cuchara de servir helados es demasiado grande, es comprar una manga con boquilla para hacer croquetas. A la hora de apostar por esta opción para conseguir croquetas iguales, basta con llenar la manga con la bechamel e ir cortando la bechamel, a medida que sale por la boquilla, con la ayuda de unas tijeras, dejando caer las porciones sobre un plato con pan rallado.




sukaldaTU por Ainara López