Txakoli Hiruzta Parcela nº 3

Txarli Rekalde presenta el Txakoli Hiruzta Parcela nº 3 de Hiruzta Bodega. [Foto: diariovasco.com]

Hiruzta Bodega

"Hiruzta Parcela Nº3 refleja el carácter de nuestra finca"

Txarli Rekalde, gerente de la Hiruzta Bodega de Hondarribia, presenta este txakoli de edición limitada y habla de la evolución del proyecto familiar

diariovasco.com | 26/01/2018 |

Hiruzta Bodega lanza a finales de enero al mercado su Hiruzta Parcela Nº3, un txakoli realmente único, ya que nace de una parcela muy especial y que refleja el carácter de la finca.  

El nombre de este txakoli hace referencia también a los tres años que ha pasado sobre lías y, a su vez,  homenajea a los tres miembros de la familia Rekalde, Asensio y sus dos hijos, Ángel y Txarli. Este último nos habla de Hiruzta Parcela Nº3 y de la evolución de la bodega.

"No es un txakoli al uso: tiene cuerpo, llena mucho, se queda en boca..."

– ¿Cómo es este Hiruzta Parcela Nº 3?

– Es un txakoli maduro, elaborado con la uva autóctona Hondarrabi Zuri de una parcela exclusiva, que tiene una mejor insolación, madura mejor y se nota en graduación y acidez… Es una parcela en la que la singularidad del clima atlántico cobra todo su sentido.  

Además, aquella añada, la de 2014, es la mejor que hemos conocido. Elaboramos con esa uva el Berezia 2014 y hemos tenido parte de ese txakoli otros dos años en depósito sobre lías. El resultado es un txakoli maduro, que no tiene la frescura habitual y sí muchos matices

– ¿Es un txakoli de autor?

– Es un txakoli para disfrutar: tiene un cuerpo especial, llena mucho, se queda en boca...  Es el resultado de la línea evolutiva de tres años de un txakoli con una base que sabíamos que iba a darnos mucha calidad. No es un txakoli al uso; es el que mejor refleja el carácter de nuestra finca.  

– ¿Por qué apostaron por una edición limitada?

Decidimos hacer casi 1.300 botellas de este txakoli tan especial, confiando plenamente en nuestros enólogos y sus conocimientos.  

"Queremos ser un referente en enoturismo en Euskadi; ofrecemos a particulares y empresas una experiencia global"

– ¿Cómo está siendo la evolución de Hiruzta Bodega?

– Creemos que los  objetivos que nos marcamos en 2011 se van cumpliendo. Tenemos ya dos espumosos, otras cuatro referencias en txakolis... Y, más allá de la elaboración del txakoli, queremos ser un referente en Euskadi en cuanto a enoturismo.  

Y es que estamos en un entorno único y, además, podemos ofrecer a particulares y empresas vivir una experiencia completa. No sólo son las visitas guiadas, sino que también contamos con espacios para el trabajo y las reuniones, una tienda, el restaurante...  

– Ahora que lo menciona, la firma Hiruzta suena cada vez más por su restaurante.

– Sin duda. Hace dos años apostamos por un cambio radical. Se puede venir a la bodega y disfrutar de nuestro ‘pikoteo’, a base de pintxos y raciones en la terraza. El restaurante, además, se ha enfocado a la parrilla, con carnes y pescados, algo muy relacionado con el entorno rural y el mundo de la bodega. Es, en definitiva un reflejo de la gastronomía vasca tradicional, con un producto fresco, de la tierra, y vemos cómo la clientela va aumentando. Con tiempo y haciendo bien las cosas, todo va evolucionando.

– Una de sus apuestas fue la recuperación de la uva Hondarrabi Zuri...

– Querer recuperar una variedad que se había perdido en este entorno fue una de nuestras principales motivaciones. Encontramos el sitio adecuado y todo nos salió bien porque, además, recibimos el respaldo del  municipio y la D.O. Hiruzta nació con el sueño de recuperar el patrimonio simbólico cultural de la elaboración de txakoli para Hondarribia y su vínculo centenario con la uva autóctona. 

En nuestra línea enológica apostamos por la Hondarrabi Zuri, al tiempo que asumimos el compromiso de explorar y fomentar la cultura del vino y del txakoli, en particular. Por eso trabajamos en nuevos desarrollos que contribuyan a abrir mercado y ampliar la proyección del txakoli.

1.297 botellas de un txakoli muy especial

Hiruzta Parcela Nº 3 Txakoli 2014 Edición Limitada es un txakoli marcado por su proceso de crianza en depósito. El vino muestra su pureza e integridad, que se refleja en su gran intensidad y complejidad aromática, apreciándose muchas notas de confituras de fruta blanca como la manzana, de cítricos como pomelo y naranja, orejones… Destaca la potencia en boca, su estructura y longitud. Magnífica evolución en la botella, con una crianza reductora propia de un gran vino. 

Este txakoli se podrá encontrar en la tienda de la bodega de Hiruzta y en los establecimientos Solbes. Su precio es de 29€.