Garbanzos para el picoteo

Los garbanzos para picoteo se pueden preparar en casa con el horno [Foto: diariovasco.com]

Aperitivo

¿Os habéis preguntado cómo se preparan garbanzos para el picoteo?

Los garbanzos para el picoteo son muy comunes en las bolsas de frutos secos de las que muchos bares echan mano para acompañar las bebidas, pero ¿sabes cómo se preparan?

diariovasco.com | 25/05/2018 |

Los garbanzos a modo de picoteo son una buena idea para disfrutar de un snack diferente, casero y saludable. Puedes prepararlos al momento o dejarlos preparados, aunque lo cierto es que se necesita un poco de tiempo, por lo que es mejor hacerlos y guardarlos en un frasco hermético, para poder picar cuando apetezca o para tener un picoteo siempre listo para las visitas.

Si los garbanzos ya están cocidos necesitarás 40 minutos para hacer garbanzos de picoteo

Elaborar garbanzos de picoteo no tiene ningún misterio. Si se quieren utilizar garbanzos frescos, se deberá tener en cuenta que tienen que estar una noche a remojo, por lo que en este caso se recomienda optar por garbanzos de bote (que ya vienen cocidos).

En todo caso, por un lado, con los garbanzos ya cocidos, se hayan hecho en casa o no, se secan bien con papel de cocina y mucho cuidado de no romperlos y se reservan. Por otro lado, se prepara una mezcla en un bol con jugo de limón, ajo en polvo, comino, cúrcuma y pimienta negra, todo ello molido, pimentón dulce, sal y azúcar moreno.

Cuando la mezcla esté bien ligada y los garbanzos secos, se añaden y se mezcla todo bien. Hecho esto, se coloca papel vegetal sobre la bandeja del horno y se esparcen los garbanzos. Una vez listos, se meten al horno, durante 40 minutos a 200ºC.

Ideas para seguir disfrutando los garbanzos

Si ya te has aburrido de los garbanzos de picoteo y todavía te quedan garbanzos cocidos en casa, hay muchos platos muy socorridos y que lucen mucho con un pequeño toque.

Los garbanzos salteados con gambas y taquitos de jamón, por ejemplo, son toda una delicia. La clave aquí es retirarles el líquido, sofreír las gambas y el jamón con un poco de ajo, añadir los garbanzos y coronar con un toque de perejil.

También con jamón y con unos huevos rotos es otra opción. Aunque si se prefiere una opción vegetariana, con espinacas, zanahoria y cebolla pochada tenemos un plato completo y exquisito para darle vida a esos garbanzos de más.

Y si quieres preparar unos txipirones y te falta el clásico acompañamiento de arroz, los garbanzos también son una buena alternativa. De hecho, los garbanzos con txipirones rellenos en su tinta están para chuparse los dedos.




sukaldaTU por Ainara López