Cómo usar limón cocina

Si sabemos cómo usarlo, podemos sacar muchos beneficios del limón en la cocina [Foto: diariovasco.com]

Trucos

Cómo usar el limón en la cocina

El uso del limón en la cocina parece estar relacionado única y exclusivamente con los platos cocinados, pero lo cierto es que el limón es un cítrico tremendamente multiusos

diariovasco.com | 22/05/2018 |

El uso del limón en la cocina suele estar relacionado, en su mayoría, con la repostería o con platos muy elaborados. El limón le da al pollo asado un toque único y especial que hace que sepa mucho mejor. Lo mismo ocurre con los bizcochos o los pasteles. En su justa medida, el limón le otorga a la masa un toque ácido que equilibra a la perfección el sabor.

El limón también puede ser utilizado en la cocina como desinfectante para las tablas de cortar

Dejando a un lado las utilidades del limón como condimento o sazonador de comida, encontramos en estos cítricos un gran aliado. Puede que en alguna ocasión algún alimento se haya puesto malo en el frigorífico y que, a pesar de haberlo tirado a la basura, la nevera siga oliendo mal.

El limón es el aliado perfecto para deshacerse de esos malos olores, y el cómo hacerlo es muy sencillo, ya que solo hay que empapar una esponja con el jugo de limón y dejar ésta en la nevera durante varias horas. Cuánto tiempo dejes la esponja ahí dependerá exclusivamente de ti, pero lo mejor es no dejarla más de un día entero.

Otro gran uso del limón en la cocina es su papel como repelente de insectos. Sí, por muy limpia que tengas la cocina es muy probable que acabe apareciendo algún que otro insecto, sobre todo si sueles comprar mucha fruta. El limón es la mejor alternativa a los insecticidas, ya que estos pueden resultar dañinos para la salud.

Este cítrico es la forma natural más efectiva para combatir a esos pequeños invitados no deseados. Si por ejemplo, tienes problemas de hormigas, la solución más eficaz es exprimir el limón en la entrada por la que sueles ver que aparecen estos insectos.

El limón en la cocina como desinfectante

Uno de los objetos más utilizados en la cocina suele ser a su vez uno de los que más bacterias y más sucios suele estar. Nos referimos a las tablas de cortar. En muchas ocasiones se suele utilizar la misma tabla para cortar verduras, carne, fruta y pescado. Por este preciso motivo no es de extrañar que aunque lo laves a conciencia siga teniendo mal olor.

Entonces, ¿qué hacer con la tabla? La respuesta es simple: frotarla con medio limón. Este sencillo método tiene doble funcionalidad: desinfectar la tabla y otorgarle un aroma fresco. Eso sí, la mejor opción es siempre tener varias tablas y no mezclar la que suelas usar para el pescado con las demás.




sukaldaTU por Ainara López