Pagar con dinero comer sano

Al pagar con dinero se evitan alimentos menos sanos, como los donuts [Foto: diariovasco.com]

Salud

Si pagas con dinero, comes más sano

Pagar la compra con dinero y comer más sano está directamente relacionado. Al menos, así parece haberlo demostrado un estudio reciente

diariovasco.com | 22/05/2018 |

Pagar con dinero y comer sano están ligados. Así lo mantiene una investigación publicada recientemente en Scienci Daily. El trabajo ha sido llevado a cabo por expertos tres universidades de los Estados Unidos; y en líneas generales afirma quepagar la cesta de la compra en efectivo ayuda a comer más sano.

Expertos defienden que se come más sano si se paga la compra con dinero en metálico

Pero esto tiene una explicación y de hecho, este fenómeno, parece venir condicionado por varios factores. Por un lado, parece ser que el uso de tarjetas de crédito y débito, lo mismo da en este caso, nos lleva a comprar de manera más impulsiva, y sobre todo, sin tener conciencia de la suma de dinero que se va a gastar a la hora de pagar.

Si se lleva el dinero en metálico lo habitual es ir haciendo un cálculo mental estimado, de forma que al llegar a la caja uno no se lleve sorpresas. En este sentido, el estudio parece aclarar que si uno va a pagar con dinero se asegura coger lo necesario para realizar la comida, dejando a un lado comida menos saludable que, a menudo, es más un capricho que un ingrediente imprescindible para elaborar un plato.

En este sentido, se ha comprobado que la comida más sana forma parte de nuestra lista antes de ir a hacer el compra, a diferencia de la comida menos recomendable que es cogida de manera impulsiva y a modo de capricho.

Estas conclusiones se obtuvieron tras seis meses de estudio sobre los hábitos de compra de mil hogares. Enese tiempo se pudo ver sobre el papel cómo aquellos que pagaban con tarjeta se daban más‘caprichos’.

Alimentos menos sanos vs dinero en metálico

Para aquellos a los que les pueda surgir alguna duda de cuáles son los alimentos menos saludables y por si se les cuelan más a menudo de lo que deberían en la cesta de la compra, el top cinco estaría encabezado por los refrescos.

Estas bebidas están cargadas de azúcar y no suponen un aporte nutricional interesante para nuestro organismo. Por lo tanto, se trata de una elección poco saludable, a la que suelen acompañar patatas fritas, nada recomendables. Le seguirían en esa clasificación el helado, las galletas, los zumos preparados o la repostería y bollería industrial.




sukaldaTU por Ainara López