Recetas con yogur

La salsa de yogur es perfecta para hacer diferentes tus recetas de ensaladas. [Foto: diariovasco.com]

Alternativas

Recetas con yogur para chuparse los dedos

Hay un sinfín de recetas con yogur que van más allá del clásico bizcocho. Conócelas y dale un aire nuevo a este alimento tan saludable

diariovasco.com | 18/05/2018 |

Disfrutar del yogur en tus recetas es muy fácil, solo hay que echarle un poco de imaginación. En ensaladas, cremas, con carnes y pescados… El yogur es el clásico ingrediente que no nos animamos a incluir en casa en nuestras recetas pero después disfrutamos sobremanera cuando nos lo presentan en un restaurante de manera novedosa.

Las recetas de carne, verduras y pescado cobran un toque de frescura con salsas de yogur

Uno de los ingredientes que casan muy bien con el yogur es el pepino, por lo que las recetas que incluyen ambos alimentos presentan un equilibrio perfecto. Una receta fresca y ligera es la crema de pepino, yogur, aguacate y tomate. Se trata de una receta que no precisa de ningún tipo de cocción y está lista para disfrutar en pocos minutos.

Se pelan y trocean el pepino, el aguacate y el tomate (a este último se le quitan las pepitas). Se trituran y se añade un yogur natural y un chorro de jugo de limón. Cuando se tenga la crema bien ligada, se salpimenta al gusto y listo. Si se quiere aligerar la textura, basta con añadir un poco de agua

La otra receta de pepino y yogur es una ensalada. Básicamente es una ensalada fría de tomates cherry, nueces, rábano, pepino y salsa de yogur. Del mismo modo, esta salsa de yogur queda perfecta con todo tipo de ensaladas. Para prepararla se mezcla yogur natural, con jugo de limón, albahaca, hierbabuena, sal y pimienta.

Dos recetas con yogur

Las verduras con yogur son otra gran alternativa. Las berenjenas a la griega, por ejemplo, son una forma diferente de disfrutar de las verduras. Para prepararlas se hornean las berenjenas partidas por la mitad y untadas en aceite (para que penetre en la carne, es aconsejable realizarle unos cortes de forma transversal).

Cuando estén listas, se añaden granos de granada y se echa la salsa de yogur por encima. La salsa se prepara triturando yogur griego con queso feta y añadiendo zumo de limón, sal, pimienta y albahaca.

Pero el yogur no solo va bien con recetas de verdura. Platos de carne y pescado cobran una personalidad de restaurante añadiendo salsa de yogur. Por ejemplo, el pollo con salsa de yogur y nueces es una buena forma de darles un giro de 180º a unas pechugas.