cake pop

Los cake pops son uno de los postres del momento por su colorido y sabor. [Foto: diariovasco.com]

Novedades

Cake pops, el nuevo postre de moda

Los cake pops se están convirtiendo en uno de los postres del momento. Son fáciles de preparar, pueden elaborarse a gusto de cada uno y es innovador.

diariovasco.com | 06/06/2018 |

Los cake pops son, en apariencia, muy similares a los clásicos caramelos con palo, ya que es un postre pequeño y redondo que tiene un palo insertado para poder sujetarlo mientras se come.

Los cake pops son la mejor forma de impresionar a tus invitados con el postre

La elaboración de los cake pops podría describirse en cuatro sencillos pasos. El primero de todos consiste en crear pequeñas bolitas con masa de bizcocho. El siguiente paso consiste en derretir chocolate caliente en un bol y mojar con el chocolate derretido la punta del palo que se insertará en la bola de bizcocho.

El tercer paso suele ser el favorito de niños, ya que consiste en mojar la masa en el chocolate derretido hasta cubrirlo totalmente. El último paso, consiste en espolvorear con fideos de chocolate sobre el chocolate derretido y dejar enfriar.

Para poder llevar a cabo estas pequeñas delicias no es necesario disponer de ningún aparato en específico, solamente los palos para sujetar el postre. Es un postre sencillo de elaborar en la que hasta los más pequeños pueden participar.

¿Por qué elegir cake pops como postre?

Los motivos por los que elegir los cake pops como postre son muchos: son ideales para cualquier cumpleaños, acontecimiento importante o sencillamente para darse un capricho. La preparación de estos pequeños postre es muy sencilla y tiene muchas ventajas, como la posibilidad de elegir entre una amplia gama de sabores.

Las tartas han sido durante décadas el postre estrella de los cumpleaños, pero eso está cambiando con la llegada de este postre. Una de las mayores dificultades a la hora de preparar una tarta suele ser el sabor, pero este problema deja de existir con los cake pops. ¿Por qué? Por la gran variedad de sabores que pueden ofrecerse a la vez con un mismo postre. Lo primero de todo es la elección del sabor del bizcocho, que puede ser de chocolate, vainilla, fresa o cualquier sabor que puedas imaginarte.

Una vez que ya se tenga el sabor del bizcocho claro, lo siguiente es elegir el sabor del chocolate que se va a derretir. Solamente con esta opción ya es posible realizar en una misma remesa distintos cake pops con sabores totalmente distintos. Por último, pero no menos importante, quedaría la decoración final del postre, que puede realizarse con virutas de colores, coco rallado, frutos secos… ¡Las posibilidades son infinitas!

TAGS




sukaldaTU por Ainara López