un sandwich de lo más sano

Una alimentación variada y equilibrada resulta esencial [Foto: diariovasco.com]

Sencillas pautas

Los secretos de una alimentación saludable

Según una encuesta presentada en un congreso de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, el 70% de la población española no se alimenta correctamente. El principal problema es el abuso de grasas saturadas, harinas refinadas y azúcares.

Diariovasco.com |

Un estudio presentado en uno de los congresos de la Federación Española de Sociedades de Nutrición revela que el 70 por ciento de la población española no se alimenta correctamente. La mayoría de las personas se nutre de manera deficiente, debido a su excesivo consumo de proteínas, grasas de origen animal, alcohol, calorías y azúcares. En el lado positivo habría que señalar que cada vez son más las personas que se preocupan por su dieta.

La mayoría de personas realiza un consumo excesivo de proteínas, grasas de origen animal, alcohol, calorías y azúcares

Además, otro dato relevante de esta encuesta es que el 46 por ciento de la población española no practica ningún tipo de deporte y no camina al menos 30 minutos al día, un problema ya que el ejercicio siempre es saludable.

¿Cómo sería una alimentación saludable?

Según Eduardo González Zorzano, asesor médico de Cinfa, es la que incorpora “una gran variedad de alimentos y encuentra el equilibrio entre el aporte necesario de nutrientes y calorías y las necesidades de cada persona. La dieta Mediterránea reúne todas estas características y por ello se acercaría bastante al modelo de alimentación ideal.

Por ello, y dentro de este mismo congreso, el especialista aconseja planificar un menú semanal equilibrado y variado y, para ello, hacer una correcta elección de los alimentos en el momento de hacer la compra. También, el de comer relajadamente, moderar las cantidades de alimentos y comer acompañado para conversar.

Cinco comidas al día

Este experto recuerda además la importancia de realizar cinco comidas diarias (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena) y de evitar picar entre horas, además de ingerir fruta, lácteos, y tostadas o cereales durante en el desayuno, para asegurar un pleno rendimiento físico e intelectual. En la cena, por el contrario, son recomendables los alimentos ligeros y fáciles de digerir como verduras, sopas, pescados o lácteos desnatados.

El agua, por su parte, favorece la digestión de los alimentos y ayuda a normalizar el tránsito intestinal. Por otro lado, no es recomendable el consumo de más de dos vasos diarios de vino o cerveza, en el caso de los hombres, y uno en el de las mujeres, pese a ser fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes naturales por los efectos que pudieran tener en el sistema cardiovascular.




sukaldaTU por Ainara López

Destacamos: