Microondas

El microondas es un electrodoméstico cada vez más utilizado [Foto: Diariovasco.com]

Mitos y certezas

El uso del microondas

Por lo práctico y rápido que es, esta clase de horno se ha convertido en uno de los principales electrodomésticos en cualquier cocina. Sin embargo, se realizan ciertas afirmaciones sobre el microondas que no se corresponden con la realidad.

Diariovasco.com |

Hay muchas personas que se declaran totalmente en contra del uso del microondas para cocinar o incluso calentar cualquier alimento o bebida. También hay quien incluso piensa que las ondas del horno pueden producir cáncer, algo que hay día de hoy aún no se ha podido demostrar. Y es que si se calienta o se cuece algún plato en este aparato, el calor se produce por la fricción interna de las moléculas del alimento, pero jamás se podrían comparar con las usadas para los rayos X.

Los alimentos pueden perder algunos de sus nutrientes al calentarlos
en el microondas

Lo que sí es cierto es que existen determinadas personas que necesitan tener su sistema inmunológico al 100% y, por lo tanto, no es aconsejable para ellas que consuman alimentos calentados en el microondas, ya que pierden algunas de sus propiedades, pero no tantas como se piensa. Durante una investigación en la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, cocieron espinacas y brócoli en un microondas y en una estufa. Los alimentos cocinados en el horno microondas conservaron los nutrientes en un mayor porcentaje que los calentados sobre la estufa.

Por el contrario, una de las certezas más contrastadas es que la leche materna pierde el total de sus propiedades si se calienta a través de un horno de este tipo. Darle a un bebé leche calentada en el microondas o darle agua sería exactamente lo mismo.

También se suele creer que el calor emanado por el microondas desinfecta las verduras, algo que es totalmente falso. Las bacterias no se eliminan a través de la cocción del microondas. Además, sus posibilidades de permanecer en los alimentos aumentan cuando éstos se salan, ya que la sal hace de barrera protectora para que la bacteria no se elimine.

Recipientes para el microondas

Al margen de cocinar ciertos alimentos, se suelen aconsejar varios tipos de recipientes para el microondas. Existen algunos de plástico que dicen que son seguros para el uso del microondas. Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que pueden ser peligrosos. Y es que cuando este material se pone en contacto con el calor, se  desprenden partículas de Bisfenol A, una sustancia química que puede producir problemas a nivel neurológico, sobre todo en niños.

Tampoco es del todo veraz la idea de que un recipiente metálico en el microondas arderá y producirá un incendio. Lo que sí está comprobado es que podría provocarse un cortocircuito cuando las ondas emanadas del horno se reflejen en el metal, produciendo chispas en su interior.  




ESPECIAL GASTRONOMIA Disfruta de menús exclusivos
sukaldaTU por Ainara López

Destacamos: